El mundo de las golosinas ¿Cómo montar una tienda?

¡Suaves, duras, de un solo color, en forma de animales, rellenas, a rayas, y miles de opciones más!  Definitivamente las golosinas son todo un mundo en el que encontramos dulces premios para todos los gustos.

Aunque algunos consideran golosinas a aquellos productos salados que sirven para “golosear”, como las palomitas de maíz, en realidad el concepto de golosina está más bien aplicado a los dulces.

 

 

Las golosinas o chuches varían mucho de país en país, pero en términos general podemos coincidir en que son deliciosas.

Tipos de golosinas

En el mercado podemos encontrar chucherías de todos los estilos, consistencia, sabores y colores:

  • Caramelos duros: estos son los llamados “confites” o caramelos de toda la vida. Los hay de múltiples sabores y colores. Son caramelos con un mínimo de 80 % de azúcar y/o azúcares sobre sustancia seca.
  • Caramelos de palo: también llamados piruletas, suelen ser los mismos caramelos duros pero con palo.  Muchas empresas como innovación los rellenan de chicle u alguna crema en el centro del caramelo.
  •  Caramelos blandos: son más bien suaves y cremosos, tienen forma de “palos” o caramelos cuadrados. Su humedad máxima puede superar el 20 %.
  • Caramelos de goma: los conocemos también como gominolas. Aquí tenemos todo un submundo porque podemos encontrarlos cubiertos de azúcar, con brillo, rellenas.  También tenemos las llamadas golosinas de “foam” que presentan una textura diferente. Dentro de los caramelos de goma se pueden incluir las grageas, que son como especies de habichuelas de diferentes sabores y colores. Otra clasificación son las llamadas nubes o esponjas (malvaviscos o marshmallow en otros países). 
  • Golosinas de regaliz:   estas golosinas aunque han ido evolucionando con el tiempo, mantienen la tradición del regaliz como parte del mundo de las golosinas en nuestro país.  Las hay simples y rellenas.
  • Chicles:   aquí tenemos una amplísima variedad de formatos y sabores.  Es una de las golosinas más populares, aún más ahora que la mayoría de los proveedores de golosinas la presentan sin azúcar.
  • Otras golosinas:   dentro de esta categoría se incluyen aquellos productos como los polvos “ácidos”, jarabes de colores, etc.  

¿Cómo montar una tienda de chuches?

Si has decidido emprender tu propia empresa abriendo una tienda de chuches o golosinas lo primero que debes hacer es decidir si vas a hacerlo por cuenta propia o quieres abrir una franquicia. 

La franquicia tiene la ventaja que ya se te “da hecho” una serie de pasos como la búsqueda de proveedores y distribuidores de golosinas, la decoración del lugar, etc.  Si esta es la opción,  debes hacer un análisis de las franquicias disponibles en materia de golosinas.

Si por el contrario, quieres abrir tu propia tienda de golosinas desde cero, sigue los siguientes pasos:

  • Decide si vas a abrir una tienda física o una tienda por internet.
  • Decide qué líneas de productos incluirás dentro de tu tienda.  Usualmente además de las golosinas dulces, muchas tiendas de chucherías venden frutos secos, helados, refrescos, patatas fritas y este tipo de productos.
  • Busca un local con un tamaño adecuado, en función del tipo y variedad de productos que decidas vender, además que debe estar bien ubicado. Lo ideal es situarlo cerca de colegios, parques, lugares frecuentados por niños o calles muy transitadas.
  • Prepara tu plan de negocios: este debe incluir tus objetivos, mercado meta, competencia, posibles fuentes de financiamiento, definición del producto, planes de acción para el primer año.
  • En caso de que requieras financiamiento es el momento, de presentar tu plan y solicitar el crédito.  Puedes recurrir a las organizaciones estatales y privadas que financian microempresas.
  • Cuando ya tengas el financiamiento, ajusta tus planes de acuerdo al financiamiento obtenido.
  • Tramita los permisos necesarios para la puesta en marcha.
  • Es el momento de buscar los proveedores: esto incluye maquinaria, mobiliario y golosinas.  A saber:

- Maquinaria: aquí se podría incluir alguna máquina de hacer palomitas, algún congelador si se pretenden vender helados, máquina registradora, etc.

- Mobiliario: estanterías y algún mostrador para despacho y cobro.

- Golosinas: buscar los proveedores directos e indirectos y negociar cantidades, precios, descuentos, etc.

  • Una vez que tengas el local debidamente adecuado, coloca la mercancía de forma atractiva.
  • Inicia la promoción de tu negocio de cara a la apertura del mismo. Puedes organizar alguna actividad que sea atractiva para tu mercado meta y así dar a conocer la existencia de tu negocio.

Golosinas, chuches, chucherías, dulces, caramelos, gominolas… Todos son nombres para un mismo placer. ¡Suerte en tu negocio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.