La cerveza: un producto convertido en cultura



No hay duda que nuestro país tiene una alta tradición gastronómica y mucha de ella asociada al consumo de bebidas como el vino y la cerveza. Las perspectivas para el sector son promisorias, pese al leve descenso registrado en el consumo.

 

 

La cerveza es una bebida natural al ser elaborada con insumos naturales pero el producto resultante finalmente dependerá de algunos factores:

  • de los ingredientes utilizados y sus proporciones;
  • del porcentaje de cereales malteados o no malteados que se utilicen también incidirá en el sabor de la cerveza obtenida;
  • del método que se ha empleado en el proceso de malteado de los cereales;
  • del método empleado en la elaboración del mosto de la cerveza.

 

Datos del consumo de cerveza en España

El informe socioeconómico del sector de la cerveza en España del 2010 nos indica entre otros datos importantes lo siguiente:

  • Durante 2010 el consumo per cápita fue de 48,3 litros, un poco menor que en años anteriores.
  • Las exportaciones de cerveza española aumentaron un durante 2010
  • Andalucía y el sur de Extremadura son las zonas de España con mayor venta de cerveza.
  • España sigue siendo el mayor consumidor de cerveza sin alcohol de la Comunidad Europea (aproximadamente un 10% del total de las ventas).
  • En 2010 un 66% de la cerveza se consumió a través del canal hostelero mientras que solo un 34%  a través de los hogares.
  • Durante 2010, se consumieron aproximadamente 32,5 millones de hectolitros de cerveza.
  • España mantuvo según este estudio, el cuarto lugar como productor de cerveza de la Comunidad Europea.  Solo le superan Alemania, Reino Unido y Polonia.

 

Mercado de la cerveza en España

El sector de los proveedores de cerveza en España está concentrado en seis principales productores de cerveza:

  • Grupo Mahou – San Miguel (12.481 miles de hectolitros)
  • Heineken España (10.153 miles de hectolitros)
  • Grupo Damm (9306 miles de hectolitros)
  • Compañía Cervecera de Canarias
  • Grupo Hijos de Rivera
  • La Zaragozana

El consumo sigue haciéndose preferentemente en botella en un 43% de los casos, un 29% en latas y un 28% prefiere la cerveza de barril.

A estos grandes grupos, se añaden un par de cientos de micro cervecerías, fabricantes en su mayoría de cerveza artesanal, las cuál ha encontrado su lugar en un nicho de mercado más especializado y exclusivo.

En términos generales, y muy probablemente por tradición más que por escogencia, el consumidor medio español sigue prefiriendo la cerveza rubia, cristalina, pero se inclina cuando le es posible por la cerveza de barril.

Sin duda, no debemos olvidar el crecimiento del mercado de las cervezas sin alcohol. 

Impacto del sector cervecero en la economía española

Sin duda el sector cervecero hace un aporte muy importante a la economía de España, no hay más que tomar en cuenta que:

  • En 2009 la facturación cervecera sumó más de 3.162 millones de euros
  • La industria cervecera significó en términos de valor añadido más de 6.000 millones de euros.
  • La venta de cerveza representó ingresos por más de 13.000 millones de euros, representando 1.2% del PIB español.
  • Es un sector que genera muchos impuestos, empleos, y que también representa un mercado muy importante para el sector agrícola al producir parte de los insumos requeridos de forma nacional

Tendencias del mercado de la cerveza

Pero, aunque los números son impresionantes, el sector cervecero también se ha visto afectado por la crisis y otros factores que han reducido no sólo en España sino en toda Europa Occidental. 

Según la empresa de Investigación EuroMonitor International, aunque las ventas de cerveza cayeron un 7% en Europa, hasta alcanzar 27.300 millones de litros en los últimos cinco años, las ventas de cerveza sin alcohol han logrado aumentar a un ritmo que llena de optimismo a las empresas cerveceras, ante la oportunidad que tienen en el mercado con esta línea de productos.

El mercado meta de la cerveza muestra una mayor preocupación por la salud, por los riesgos de beber alcohol, así como también es importante valorar que en el nicho de las mujeres bebedoras ocasionales de cerveza tienden a preferir la cerveza sin alcohol.  También se debe invertir en la elaboración de nuevos productos que cumplan las expectativas de los consumidores.

Otra oportunidad latente son las economías emergentes, por cuanto no se espera que exista de momento un crecimiento significativo en el mercado europeo, así que las empresas cerveceras de España deberán también enfocar sus esfuerzos en las exportaciones a estos mercados.

Por otro lado, una amenaza muy preocupante para el sector son los posibles incrementos de los impuestos que aplican a estos productos  por cuanto esto no sólo podría implicar un descenso del consumo, sino todo lo que esto conlleva, incluso la pérdida definitiva de puestos laborales. No se debe olvidar que la industria cervecera es generadora de empleo, no solo directamente sino de forma indirecta en las industrias de sus proveedores y de sus distribuidores de cerveza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.