Mermeladas más allá de la fresa y el melocotón



Las mermeladas existen desde hace siglos, cuando nuestros antepasados las preparaban de forma artesanal para aprovechar los excedentes de las cosechas de frutas, pero hoy en día no son muchos los que las preparan pero siguen siendo bastantes los que consumen mermeladas.

¿Qué es una mermelada?

Las  mermeladas son conservas de frutas que han sido cocidas, básicamente con azúcar.  Obviamente con la popularización de los productos light hoy en día también tenemos hoy en día en el mercado mermeladas aptas para diabéticos

La proporción de azúcar a fruta  varía dependiendo de la fruta utilizada y de su punto de maduración, en términos generales se parte de una proporción de 1 a 1.

No todas las frutas contienen pectina, elemento indispensable para que la mermelada adquiera la consistencia adecuada en el proceso de cocción,  esto se remedia ya sea  añadiendo pectina pura o bien   utilizando en una  porcentaje de un 2% otras frutas que si contengan pectina como la manzana o el zumo de limón.

Existe una confusión sobre si mermelada es lo mismo que jalea, según la  legislación de la Unión Europea  el término “mermelada” se aplica  a las conservas dulces de cítricos (naranjas, limones, pomelos) y  se debe llamar “confitura” o “jalea” a las conservas dulces de las otras  frutas.   El usar jalea o confitura depende de la consistencia final y del proceso de elaboración.

Variedad de mermeladas

Independientemente de si las llamamos mermeladas, jaleas o confituras, debes saber que además de los tradicionales sabores de melocotón  y  fresa también es común encontrar mermeladas de  naranja, frutos rojos  o ciruelas.

Pero allí no acaba la variedad de sabores de mermeladas,   gracias a la nueva cocina, y a que cada vez se encuentran más personas interesadas en probar nuevos sabores, puedes encontrar, especialmente en tiendas de “delicatesen” mermeladas  preparadas con otras frutas como tomate, kiwi o frutas exóticas como el mango.

De hecho, el mundo de las mermeladas ha ido más allá de las frutas y hoy en día se preparan mermeladas de cebolla, olivas o de pimientos.   Estas no suelen encontrarse en las tiendas de gran consumo, pero si en algunas tiendas delicatesen para paladares que buscan nuevas experiencias de sabor.

Consejos para comprar mermeladas para tu negocio

  • Busca proveedores de mermeladas que te ofrezcan  calidad y te aseguren disponibilidad.   La calidad mermelada de tomatees algo que podrás comprobar en el etiquetado, así como obviamente probando el producto.  En cuanto a la disponibilidad nos referimos a que intentes escoger alguna marca o elaborador y si ofrece la calidad que tus clientes exigen, ceñirte a ella.  No es adecuado que hoy ofrezcas una mermelada de calidad y en un mes porque te han ofrecido un gran descuento por unos saldos del proveedor, aceptes un producto de menor calidad.
  • Si tienes un negocio de hostelería, lo mejor es ceñirte a mermelada en  monodosis de sabores tradicionales.   No todas las personas quieren la misma cantidad de mermelada en sus tostadas,  por eso es preferible darle mermelada en un blíster individual para que utilice la mermelada que considere pertinente.  Esto no significa que no puedas emplear otras mermeladas gourmet para preparar novedosos aperitivos o tapas.
  • Si tu proveedor te ofrece un “combinado” de diferentes sabores, ten cuidado con los sabores que incluye, no vaya a ser que termines acumulando ciertos sabores que nadie quiere.
  • Las mermeladas deben tener un buen color, aroma y sobre todo un sabor equilibrado.  Ni excesivamente dulce ni que tenga un toque amargo de más que puede causar insatisfacción en quienes la consumen.
  • Si tu negocio es el de los productos delicatesen.  Existe un mundo aparte con respecto a este tipo de mermeladas, y la mejor forma de promover su venta es haciendo degustaciones entre tus clientes.
  • Recuerda, tus gustos respecto a mermeladas pueden no ser los de tus clientes potenciales por lo que busca ante todo calidad y el mejor precio posible, pero no te cierres a nuevas opciones de sabores que pueden ser una opción para obtener más ingresos en tu negocio con la venta de mermeladas gourmet.

Las mermeladas ya no son solo para usar en tostadas, abre tu mente y encontrarás su uso en tapas, aperitivos, postres así como acompañamientos para platos principales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.