¿Buscas una cafetera industrial para tu bar o cafetería?



España es un país que consume bastante café, y por tanto es importante ofrecer en el bar o restaurante un buen café.

¿Cómo lograrlo?  Además de comprar café en grano de buena calidad, la cafetera juega un gran papel para conseguir un buen producto final: café con un aroma y sabor delicioso.

 

 

Aunque a primera vista todas las cafeteras industriales podrían parecer iguales o muy semejantes, hay ciertas pautas que podrías seguir para obtener de tu inversión la máxima rentabilidad posible.

Tipos de máquinas de café profesionales

Manual o de émbolo: tal y como su nombre indica, se baja de forma manual una leva para así generar la presión necesaria y hacer el café.

Las cafeteras de este tipo son más bien un objeto de coleccionistas, no suelen ser vistas en negocios hosteleros hoy en día. Aunque en algunos lugares donde el consumo no es muy alto, utilizado con un buen café gourmet podrían proporcionar un resultado digno de las mejores cafeteras.

Semiautomática: son las que se encuentran más frecuentemente en los bares y cafeterías.  Funcionan presionando un interruptor que acciona la bomba de agua y la mantiene funcionado durante un período de unos 25 segundos, mientras se prepara el café.  En cuanto el café está hecho, se vuelve a presionar para que la bomba deje de funcionar.

Automática: este tipo de máquina de café ya viene configurada para “inyectar” cierta cantidad de agua para hacer el café, por lo que no es necesario desactivar el funcionamiento de la bomba de agua.

 Superautomática: son las más modernas. Este tipo de cafetera incluye un molinillo que muele la cantidad exacta de producto, lo que hace que se preserve el aroma y sabor del café.  Hace el ciclo completo: muele el café, lo prensa y prepara el café.

Consejos para comprar una cafetera industrial

  • El primer paso para comprar una cafetera es determinar las necesidades de nuestro negocio. Dependiendo de la cantidad de cafés que tengamos que preparar por hora o por día, requeriremos una cafetera con ciertos requerimientos u otra.
  • En España, el café se acostumbra preparar sometiéndolo a cierta presión y temperatura del agua.  Está en manos del propietario o del encargado de la máquina mantenerla en buenas condiciones para que estos dos aspectos se apliquen en la justa medida.
  • Si el negocio es pequeño, puede que sea necesario que inviertas en una cafetera industrial, pero debes saber que las cafeteras para uso doméstico que se han popularizado tanto en los últimos años (tanto las cafeteras de cápsulas como las cafeteras express que preparan café expreso) no están preparadas para un gran volumen de cafés.
  • Entre los materiales, se prefiere que sean de acero inoxidable. Con la caldera preferiblemente de cobre.
  • Algunas máquinas de café tienen accesorios que permiten por ejemplo preparar capuccinos o bien para “suavizar” el agua, lo cual en ciertas áreas geográficas de España es realmente importante.
  • Una característica que los hosteleros aprecian mucho es que la cafetera tenga lo que se denomina “calienta tazas” ya que se ha demostrado que tener las tazas a una temperatura adecuada permite obtener un mejor café, porque al caer ¨sobre una taza adecuada” el aroma y el sabor son mejores.
  • Toma en cuenta el espacio donde se va a ubicar.
  • Compara diferentes alternativas en cuanto a características, capacidad, limpieza, garantía, repuestos, sustitución en caso de reparación, etc.
  • Por último, consulta con personas que cuenten con este tipo de equipos, así como con los proveedores de cafeteras y consultores especializados en equipos para hostelería, ellos podrán ofrecerte la solución más adecuada a tu capacidad financiera y tus necesidades.

Además debes recordar que una gran parte de la calidad de un café está en el mantenimiento que se le dé a la máquina poniéndola a punto en cuanto a presión y temperatura y limpiandola para que los aceites de los residuos de viejos café no afecten la calidad.  Por esta misma razón, los distribuidores de cafeteras recomiendan usar agua filtrada o “suavizada” ya que si se utiliza agua de grifo muy dura podrías estar arruinando poco a poco la cafetera.