¿Cómo elegir envases para envasar comida preparada para llevar?

Uno de los consumibles para hostelería cuya venta está creciendo cada vez más son los envases para comida.
Cada vez es más frecuente que los restaurantes y bares ofrezcan comida para llevar, esto tanto para entrega a domicilio como para recogida en el local. Esto sucede porque muchas personas encuentran en este servicio una forma de ahorrar tiempo o de comer determinada comida que no se suela preparar en casa.

Tipos de envases

Además de envases también es necesario considerar dentro de este grupo de consumibles para hostelería los envoltorios, por ejemplo, el papel que se utiliza para envolver una hamburguesa o bocadillo.

Como envases, tenemos varios tipos clasificados según su material:

• Envases de cartón
• Envases biodegradables
• Envases plásticos
• Envases de aluminio

Ventajas de los diferentes tipos de envases

Envases de cartón

Dentro de este tipo de envase podrás encontrar bandejas de cartón así como cajas con ventana para ensaladas, hamburguesas, etc.
La principal ventaja de este tipo de consumible para hostelería es que al utilizarlo se reduce el impacto al medio ambiente ya que son biodegradables, además muchas veces son incluso fabricados con materiales reciclados.

Son de los más económicos, resistentes y protegen los productos lo cual beneficia al cliente. Se puede utilizar sin marca o con la marca de tu negocio.

Envases desechables biodegradables

Algunos proveedores de consumibles para hostelería ofrecen envases desechables que han sido fabricados a partir de materiales biodegradables como la caña de azúcar. Son ideales para utilizar en catering, restauración colectiva, celebración de eventos y en general para envasar comida preparada.

Este tipo de envase permite su uso en el microondas e incluso soporta el contacto con aceite caliente. Son resistentes a temperaturas entre los -10º hasta 120º C, y usualmente están disponibles en color beige y blanco.

Envases de plástico

Este tipo de envase es muy popular a pesar de ser menos amigable con el medio ambiente y menos resistente que otros tipos. Generalmente los encontramos fabricados de PET y suelen ser transparentes.

Se pueden encontrar tanto en forma rectangular como cilíndrica, diferentes tamaños y tipos de cierre
Su principal ventaja es su ligereza que los hace ideales para el transporte de comidas preparadas.

Envases de aluminio envase-aluminio

Este tipo de envase cada vez es más utilizado incluso a nivel doméstico. Se pueden encontrar en gran variedad de medidas y con diferentes formas, a saber, redondos, rectangulares y ovalados.

Su principal ventaja es que son resistentes a altas temperaturas lo que los hace ideales para preparar platos como estofados, asados, guisos o postres.

Incluso puedes utilizarlo para preparar los alimentos en el horno ya que son resistentes y puedes verter salsas en ellos sin miedo a que se rieguen en el proceso de transporte. Su principal problema es que no son nada amigables con el medio ambiente.

¿Cómo elegir cuál es el tipo de envase más adecuado para tus productos?

Si eres hostelero, o bien vendes comida preparada o tienes un servicio de catering lo primero que tienes que hacer es evaluar el tipo de productos que sueles tener que envasar.

Por ejemplo, si vendes hamburguesas puedes optar por un envoltorio de papel o bien por una caja de papel o de material biodegradable. Si en tu negocio se venden productos como asados, carne a las brasas, guisos, etc…la mejor opción puede ser un envase de aluminio. Esto significa que es posible que tengas que comprar varios tipos de envases según sea tu menú.

Por último, considera que volumen vas a necesitar, una vez que lo hagas consulta las ofertas con los proveedores de consumibles para hostelería.