Consejos para ser un buen barista



Mucha gente comenta cómo pueden en algunos bares preparar un café tan malo siendo algo tan fácil de hacer.  La verdad sea dicha, ser un buen barista y preparar un buen café es todo un arte que hay que dominar, no se nace aprendido.

¿Qué es un barista?

El término barista se ha popularizado en los últimos años pero, son muchos los que  lo utilizan incorrectamente porque piensan que el solo hecho de ser los que preparan el café en una cafetería o bar los convierte en baristas.  No es así,  es una palabra de origen italiano y que se refería a todo aquel que se especializaba en la preparación de café espresso o cappucinos.

Pero esta profesión va mucho más allá de moler unos granos de café y prepararlo,  un buen barista conoce bien el origen del café que está preparando, cuál es la mejor temperatura para prepararlo, cuánta cantidad de agua soportan sin perder por ello la bebida su excelencia de color, olor y sabor.

Un buen barista puede saber cuál va a ser el resultado final dependiendo de las variedades de café utilizadas en la mezcla para así obtener un café con más o menos dulzura y así, así como la consistencia del mismo.

Claves para convertirse en un buen barista

  • Tener claro que ser un buen barista requiere estudio y dedicación, obviamente el tener un sentido desarrollado del gusto y del olfato son importantes.
  • Conoce las diferentes variedades de café y cuáles son las características de color, olor y sabor que aportan a las diferentes mezclas.   Si está en tus manos comprar el café al por mayor para tu bar, no te dejes llevar por lo bien que te cae el proveedor o porque te ofrece un gran descuento por cantidad.  Es importante elegir un buen proveedor pero aún más elegir un buen café en grano.
  • Aunque el proceso de molido se haga en una máquina, el barista tiene que tener claro cuando moler Un buen barista sabe como hacer de su taza una obra de artemás fino, y cuáles serán los efectos de este café molido fino en la preparación final.
  • También debe saber cuál es la cantidad de café a utilizar según lo que el cliente te está pidiendo.
  • Para sacarle el máximo provecho a la cafetera hay que conocerla bien.   Es sorprendente cómo  algunos encargados de preparar el café no conocen las características técnicas de la cafetera. Es importante saber limpiarla bien, saber controlar las temperaturas, entre otros.
  • Una vez servido procurar que se consiga la espuma que certifica la buena preparación de un café.
  • Incluso muchos baristas se especializan en hacer decoraciones con la espuma del café, llegando algunos a crear verdaderas obras de arte.
  • Utiliza siempre granos de café de alta calidad, recién tostados y molidos.
  • Mantén tu equipo (cafetera y molinillo) en las mejores condiciones de limpieza posibles.  En el caso de la cafetera también es muy importante que esté caliente.
  • Trata de conocer los gustos de tus clientes más asiduos, probablemente con un par de preguntas que les hagas podrás si les gusta el café más fuerte o más flojo, más largo o más corto, con más espuma o sin ella.   Lo que para ti puede ser el café perfecto puede no serlo para otras personas.
  • Sin embargo, aunque “personalizar” el café de acuerdo a las preferencias de los clientes sería lo ideal, es prácticamente imposible  y para que un local sea reconocido por ofrecer un excelente café, el barista debe ofrecer consistencia, o sea conseguir una calidad buena siempre.

El café es sin duda la bebida caliente que reina en nuestro país,  hacer un buen café es todo un arte y seguro que estos consejos le ayudarán a quienes buscan convertirse en baristas a conocer en cuáles áreas deben formarse para ser el mejor.