Cuando comprar marisco congelado es la mejor opción



Aunque aún existe la creencia de que el marisco fresco es mejor que el congelado, hoy en día, gracias a las técnicas empleadas de ultra congelación la calidad del marisco se conserva.  Si sabes elegir tu proveedor, podrás ofrecer a tus clientes, marisco congelado con una calidad que no tiene nada que envidiar al fresco.

¿Por qué comprar marisco congelado para tu negocio?

Existen varias razones por las que el marisco congelado va ganando terreno tanto en el mercado HORECA como en el doméstico:

  • Precio:   El mercado suele ofrecer el marisco fresco a un mayor precio, esto porque se asume quetendrá mejor sabor, lo cual no es necesariamente así,  y porque poder distribuir marisco fresco sin que pierda ni sabor ni apariencia, el sistema de distribución debe ser muy ágil y esto implica mayor costo.
  • Menor impacto medioambiental: Unido a lo anterior, el marisco fresco tiene que ser transportado en muchos casos por aire para llegar a las ciudades alejadas de la costa, el marisco congelado suele transportarse en barco, tren, o camiones refrigerados, disminuyendo el impacto sobre el medio ambiente.
  • Si compramos marisco congelado contribuimos a que la labor de los pescadores sea menos estresante y menos peligrosa ya que no tienes que correr  mayores riesgos o hacer jornadas más que extenuantes para poder llevar el marisco fresco a los mercados.
  • Es más productivo para las pesqueras, esto por cuanto previo a congelar el marisco se hace un proceso de selección que evita que se transporte pescado/marisco no comercializable por lo que la capacidad del barco se aprovecha mejor y esto se refleja en los precios finales que debes pagar por el producto.
  • Tanto con el pescado como con el marisco si no se cocinan bien o se consumen crudos pueden contener parásitos así como bacterias contaminantes como el anisakis o el Toxoplasma gondii. El proceso de congelación previa puede servir para eliminarlos de la misma forma que lo hace una buena cocción.
  • El marisco congelado tiene la gran ventaja de que puedes ir descongelando solo la cantidad que vas a utilizar, reduciendo mucho los costes por desperdicio.
  • Puedes ofrecer a tus clientes mariscos todo el año, incluso cuando se trata de especies/variedades disponibles solo durante cierta temporada.  Está claro que algunas especies de mariscos deben consumirse frescos pero existe una gran variedad que puede ser congelada.

Consejos para almacenar y descongelar marisco congelado

  • Asegúrate de elegir un buen proveedor de marisco congelado.  Esto significa también conocer el proceso de captura del Gran variedad de marisco congeladomarisco, el proceso de selección y congelación así como verificar en la medida de lo posible que la cadena de frío no se rompe en ningún momento.  De nada vale que el marisco se congele una hora después de capturado para que conserve todas sus cualidades de sabor, nutrición y apariencia, si luego el distribuidor que te lo tiene que hacer llegar rompe esa cadena de frío perdiendo calidad y aumentando incluso el riesgo de consumirlo.
  • La mayoría de los mariscos congelados vienen empaquetas al vacío.  Se pueden almacenar hasta cinco meses en el congelador, pero una vez que se saca del congelador, no se recomienda volver a congelar ya que pierde calidad y podría incluso ser insalubre.
  • Para descongelar el marisco, lo aconsejable es dejarlo en el frigorífico la noche anterior en un recipiente apto para descongelar (usualmente traen una especie de división interior que permite que el agua no empape el marisco.
  • No olvides etiquetar las fechas de los mariscos cuando los pongas en el congelador, así podrás ir consumir gastando en orden de entrada.

El marisco congelado ofrece grandes posibilidades a la hostelería, tanto porque permite ofrecer mariscos sin tener que cobrar precios excesivos y también nos permite tener todo tipo de mariscos a lo largo del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.