Dedícale tiempo a la marca de tu bar o restaurante



Cuando pensamos en una marca solemos pensar en la marca de un coche o en una famosa marca de ropa deportiva o bebida gaseosa, pero cuántos de vosotros sabéis que un bar o restaurante, e incluso tú mismo como profesional podéis tener una marca.

  • ¿Qué es lo que conocemos como la marca?
  • ¿Cuál es el proceso para desarrollar una marca?
  • ¿Cuál es el proceso para desarrollar una marca?
  • ¿Qué es lo que conocemos como la marca?

    Básicamente la marca es la imagen que proyectas de tu negocio a tus clientes tanto actuales como potenciales.    Vamos a suponer que lo que tienes es un bar en el barrio donde vives, y que la gente te conoce solo por el nombre de “Ca’de Paco” pues bien, ese nombre ya es parte de tu imagen, y por tanto de tu marca.

    Conseguir desarrollar un concepto de marca implica también focalizar los esfuerzos de marketing para llegar a un mercado meta definido.

    ¿Por qué es importante el concepto de desarrollo de marca?  Es sencillo, porque es la mejor forma de decirle a los clientes lo que es tu restaurante.  En gran parte, la marca de tu negocio es lo que lo hace destacar de sus competidores ya que implica desde el diseño interior del local hasta los materiales utilizados para el marketing del negocio.

    Elementos de una marca

    Usualmente cuando hablamos de marca nos referimos a un logo o a un nombre con el que se identifica un determinado producto, pero también un negocio de hostelería como un bar, restaurante o cafetería. Además es muchísimo más que un logo.

    ¿Qué es lo que tu negocio ofrece?  ¿Una experiencia gourmet?  ¿Gastronomía étnica?  ¿Comida tradicional?  ¿Comida rápida?  ¿Comida saludable?  Esta idea central es la que se convierte en una promesa para los clientes potenciales, promesa que es comunicada mediante el marketing y que se refuerza por medio de elementos físicos como el logo, el estilo de decoración así como el diseño cuidado de materiales promocionales para que los colores utilizados, las fuentes y las imágenes refuercen ese concepto.

    Aunque pueda parecer que esto solo aplica para negocios sofisticados, la verdad es que cualquier negocio por sencillo que sea debería transmitir una promesa a sus clientes, solo si saben lo que pueden esperar, podrán realmente estar satisfechos con lo que les ofrezcas.

    ¿Cuál es el proceso para desarrollar una marca?

    El desarrollo de una marca usualmente empieza antes de que el negocio inicie sus operaciones.   Obviamente la definición que se haga en un principio así como el diseño puede evolucionar con el tiempo en respuesta a el desarrollo de tu negocio.

    Por ejemplo, inicialmente podrías plantear que tu negocio sea un asador de carnes pero con el tiempo y El logo debe ser cuidadosamente diseñado para ser efectivoconocimiento de tu mercado podrías llegar a la conclusión que por el bien de tu negocio es mejor convertirlo en un servicio de buffet.

    El concepto de marca puede modificarse para enfocarse en aquellos aspectos de tu negocio que más gustan a los clientes o en aquellos aspectos que se conoce son los más determinantes en su decisión de a cuál local acudir.  O sea, se trata de un proceso continuo.  No hay más que ver lo que han cambiado los bares y restaurantes en España en los últimos 20 años.

    El concepto de marca también se refleja en aspectos tan visibles como el nombre del local, la decoración, mobiliario, carta y porque no también en el mismo personal.  Si tu negocio ofrece una experiencia gourmet, el personal que atiende a dichos clientes deberá tener una apariencia que acompañe esa “exclusividad”, mientras que si tu negocio ofrece básicamente comida rápida, no hay necesidad de ofrecer un aspecto elegante, aunque si cuidado y limpia.

    Una parte muy importante del branding es la publicidad y mecanismos de promoción ya que se encargarán en gran medida de transmitir esa promesa de la que hemos hablado a lo largo de este artículo. Es una gran idea contactar con una empresa de consultoría de marketing o específicamente en el área de branding para que os ayude en este proceso.

    Es más, no se trata solo que podéis desarrollar una marca para vuestro bar o restaurante, es que deberíais seriamente trabajar en construir esa marca que os representará en el competitivo mundo de la hostelería.