Delicias turcas, ideas originales de repostería creativa

La pastelería árabe es resultado de la mezcla de diferentes culturas y se remonta a hace al menos 230 años: las delicias turcas son, a todas luces, uno de los dulces más antiguos del mundo. Este postre tan característico y peculiar, con su sabor dulce y sus colores llamativos, no dejan indiferente a nadie.

Gracias al rico y diverso patrimonio cultural de Turquía, la mayoría de sus postres están vinculados a una leyenda urbana, una historia que forma parte intrínseca de cada una de sus recetas. No es coincidencia que los clásicos occidentales como “El león, la bruja y el armario” de C.S. Lewis mencionen las delicias turcas como un soborno al paladar. Y tampoco es de extrañar, que los escritores de viajes se lancen constantemente a las fantasías exóticas de los postres de esa parte del mundo.

¿Qué son las delicias turcas?

Los postres que han dado a conocer los deliciosos sabores de la cultura turca y se reconocen como “delicias turcas”. Estos postres tradicionales, se han hecho famosos en muchas tiendas, restaurantes y negocios de hostelería, donde acuden turcos, locales y turistas, buscando disfrutar de tan especiales sabores.

Las delicias turcas, son muy ricas en variedad, se adaptan a todos los gustos por los diferentes sabores que evocan. ¡Pueden crearse sabores extraordinarios con un poco de creatividad!

Estas delicias turcas, pueden satisfacer al máximo cualquier necesidad de consumo gracias a sus estructuras de relleno. Se consideran un tipo de snacks, y por ello, en los últimos años ha crecido su potencial tanto para proveedores como distribuidores en el sector de la hostelería.

Características de los postres turcos

Distribuidores reposteria creativaTurquía es un país con una gran gastronomía tanto de platos salados como de postres exquisitos y muy apreciados en toda la región oriental y el mundo entero. Realmente fueron los árabes los que dieron un gran esplendor a la pastelería porque aportaron nuevas formas de endulzar los postres finales.

Dentro de las características más destacadas de las delicias turcas encontramos:

  1. Es muy nutritiva, al emplear habitualmente como ingredientes fundamentales los frutos secos, como las almendras, nueces, pistachos, cacahuetes… y otros frutos secos o disecados como el dátil.
  2. Utiliza productos lácteos como el queso o el requesón
  3. Emplea la fritura como principal técnica de cocción.
  4. Utiliza frecuentemente la pasta filo o phylo, el hojaldre y la masa kataifi.
  5. Endulza muy a menudo con miel y generalmente se aromatizada con especias.
  6. Propmueve elementos aromatizantes como la canela, el anís en grano, el comino, los cítricos, el agua de rosas, el agua de azahar, la vainilla…
  7. Muchos de sus ingredientes como los dátiles o la miel se les atribuyen propiedades afrodisíacas.

En España gran parte de la pastelería y repostería que se elabora tiene orígenes árabes y sus recetas se han incorporado al recetario español junto con influencias de la repostería judía, dando lugar a productos como los churros, los buñuelos, en sus diferentes versiones, el alfajor, las almojábanas, el pan de higos, el alajú, el arnadí, el turrón o el mazapán.

¿Cuáles son los tipos de delicias turcas más comunes?

Las delicias turcas de fama mundial tienen variedades con muchos sabores diferentes. Los factores que brindan esta diversidad son el hecho de que los postres turcos se mezclan diferentes ingredientes, lo que da como resultado, increíbles sabores de repostería creativa.

Así que independientemente de los gustos, siempre se encontrará un tipo de delicia turca que cualquiera pueda disfrutar. De esta manera, las más conocidas son:

  • Lokum: es uno de los postres más bellos que se conocen en la tradición turca. El lokum es un pequeño dulce hecho a base azúcar y aromatizado con agua de rosas o con limón. Tiene una textura suave, parecido a una gominola blandita.
  • Baklava: es un bocado compuesto por finas capas de masa filo en mantequilladas, relleno de nueces picadas, también se pueden usar pistachos o avellanas. Después de hornearse, se empapa con un jarabe de azúcar dulce similar a la miel infundido con limón. El olor cremoso y mantecoso emana de cada crujido satisfactorio. El sonido, el sabor y la textura, lo relacionan a una experiencia sensorial.
  • Kunefe: también conocido como Knafeh para los hablantes de árabe, este postre icónico existe desde hace siglos. Se hace con pasta de hilo (trigo triturado o kadayıf) empapada en jarabe de azúcar dulce. Sin embargo, la sorpresa es el queso de cabra cremoso y sin sal en su interior. Es uno de los mejores postres de repostería creativa turca que se encuentran fácilmente en restaurantes turcos.
  • Tavukgöğsü (Budín de pollo): este pudín de leche viscosa se considera uno de los postres más emblemáticos de Turquía. A base de leche y por lo general, cubierto con una generosa porción de canela, el pudín tiene un aspecto blanquecino, parecido a un arroz con leche más consistente y a primera vista nadie diría que contiene pollo.
  • Fırında sütlaç (Arroz con leche turco): El concepto es bastante básico, el sabor, sin embargo, es extraordinario. Este postre recrea una versión más dulce y de color caramelo del arroz con leche. Los expertos en gastronomía turca conocen el secreto: las versiones más oscuras, más quemadas, son más sabrosas que la versión ligeramente caramelizada. Por lo general, se sirven fríos, pero también son una delicia para comer cuando están calientes.
  • Revanni: con origen en el siglo XVI, el fragante pastel de sémola y yogur empapado en almíbar y condimentado con frutas cítricas es uno de los postres más consumidos en Turquía.
  • Tulumbá: Los fanáticos de los churros pueden deleitarse con este manjar turco de color dorado. Su sabor es parecido al de un donut muy jugoso que tiene el doble de humedad. Al igual que una rosquilla, se fríe en aceite antes de bañarse con almíbar dulce. ¡Queda suave y crocante todo al mismo tiempo!
  • Un helvasi: generalmente tiene forma de galletas pequeñas y hay dos tipos principales, el primero se elabora con una pasta firme de nueces o semillas de sésamo y se vende en bloques. El segundo tipo de helva, está hecho con almidones como la harina o la sémola, es más popular entre los cocineros caseros.
  • Katmer: Este dulce a base de mantequilla y azúcar era un símbolo del deseo de un matrimonio dulce, además de permitir que los recién casados recuperaran sus fuerzas después de una boda agotadora. Tiene la misma sensación escamosa y mantecosa de un croissant pero mucho más dulce y con una capa de pistacho.

Proveedores postres turcosComo puedes apreciar la pastelería creativa de Turquía es una de las más fascinantes del mundo, y esto porque a lo largo de la historia sus habitantes se han encargado de hacer experimentos trascendentales destacando su originalidad.

Ya sea que tu gusto por los dulces necesite nuevas experiencias o estás buscando sabores más refinados para tu negocio hostelero, ¡ten cuidado! Éstas golosinas hedonistas son tan tentadoras; que no tendrán ningún problema en seducirte a ti como a tus clientes.

Si estás buscando alternativas sabrosas para tu negocio contacta con los mejores proveedores de postres para el sector de la hostelería, éstos aliados pueden ser justo lo que necesita tu establecimiento.