Escoge la cocina industrial que tu negocio necesita



Si tienes un negocio hostelero o estás pensando en abrir uno, te recomendamos leer bien este artículo antes de cometer un grave error. Muchos son los que se preocupan por tener un área de servicio (barra y mesas) con un concepto muy definido pero descuidan la columna vertebral de un negocio hostelero: la cocina industrial.

¿De qué te vale tener el mejor mobiliario y decoración si los platos no salen a tiempo? Ni siquiera te compensaría tener el mejor equipo de cocina y de sala, si la cocina fuera insuficiente para el ritmo que el negocio requiere.

Claves para escoger la cocina industrial más adecuada

1. Determina las necesidades de tu negocio. ¿Necesitas la misma cocina industrial para un restaurante de 40 mesas que para uno de 10? Claramente la respuesta es NO. Si lo que estás es haciendo una renovación de tu cocina ya tendrás un estimado cercano del volumen de platos que se preparan en las horas pico.

Más difícil es si el negocio es nuevo, ya que nos debemos basar en estimaciones calculadas de acuerdo a la cantidad de mesas (capacidad del comensales) y no  en la experiencia real.  ¿Se debe proyectar a la baja o al alza? Es mejor que la cocina tenga una capacidad un poco mayor de la que realmente necesitamos, a quedarnos cortos.

Sin embargo, tampoco debes invertir en una gran cocina industrial si el volumen de trabajo no es grande, ya que  va a estar permanentemente subutilizada.

2. Espacio disponible. Todos sabemos que alquilar un local es uno de las cargas que más pesan al establecer un negocio, por eso no siempre podemos tener el local tan grande como quisiéramos. Es muy importante que el área de cocina tenga un tamaño proporcional al área de servicio. De igual forma, se debe distribuir muy bien ese espacio y buscar una cocina industrial que sirva para atender el número de mesas disponibles pero que a la vez nos deje espacio para el resto de equipamiento como cámaras, mesas de trabajo, congeladores, etc.

3. Instalaciones: La mayoría de cocinas industriales funcionan generalmente con gas (butano o cocina-industrial-1propano),por lo que debemos procurar que las instalaciones sean las adecuadas, para el buen funcionamiento del área así como por vuestra seguridad y la de vuestros clientes. También las hay eléctricas, de inducción y hasta de carbón.

Se considera que de gas butano/natural son más apropiadas cuando las preparaciones involucran carne y vegetales.

4. Tipo de cocina: En lo que se refiere a los tipos de cocina industrial, las hay de muchos tamaños y diseños, pero podemos decir que hay dos tipos. Aquellas que son centrales, o sea las que se instalan en el medio de la cocina, como una isla, y luego tenemos las que se colocan contra una pared y por tanto se llaman murales.

Una gran ventaja es que algunos proveedores de cocinas industriales las comercializan en módulos por lo que si el volumen de tu negocio aumenta igual es posible adquirir un par de fuegos más o un horno adicional para compensar.

De hechos algunos de estos módulos tienen espacios dispuestos para acoplar otros equipos como microondas, freidoras, entre otros.

5. Material: Las cocinas industriales suelen ser de acero galvanizado o inoxidable Esto conlleva la ventaja de la durabilidad y facilidad de limpieza, la higiene es muy importante en una cocina.

6. Número de fuegos: Existen cocinas industriales pequeñas con 1 o 2 fuegos para sitios pequeños y otras muy grandes de hasta 12 fuegos.

7. Otros aspectos a considerar al elegir una cocina industrial:

a. Medidas de seguridad (especialmente importantes si funcionan con gas)
b. Facilidad de limpieza
c. Garantía de repuestos
d. Patas regulables para ajustar en caso de que el suelo de la cocina tenga alguna inclinación
e. Consumo (especialmente para las eléctricas): No siempre una cocina con mucha potencia es la mejor elección porque también implica un mayor gasto energético.