Lo que debes saber sobre los enfriadores de bebidas



Si estás en el negocio de la hostelería sabes lo importante que es tener las bebidas en su punto justo de temperatura, nada es tan desagradable como una cerveza que no esté fría o un refresco que está al punto de la congelación. Además, algunos negocios como las tiendas de alimentación y las de conveniencia saben que tener un buen armario refrigerador para ofrecer una bebida fresca es una apuesta segura.

 

Tipos de enfriadores de bebidas

Enfriador de bebidas tipo botellero

Este es la típica cámara de frío en la que se ponen a enfriar las botellas de refrescos y cerveza, así como las botellas de agua. Las encontrarás prácticamente en todos los bares y restaurantes, generalmente confeccionados de acero inoxidable, acero galvanizado y en algunos casos con alguna estructura inyectada de poliueretano.

El acero inoxidable,  además de ser recomendado para los equipos relacionados con alimentación, tiene la propiedad de  evitar la corrosión y por tanto proporcionar mayor durabilidad al equipo. Es fácil de limpiar y por tanto más higiénico.

Los hay de diferentes tamaño, dependiendo del espacio que tengas y de la variedad de bebidas que quieras enfriar podrás escoger entre uno de 1 puerta, 2, 3, y 4 puertas. Comprueba que las puertas tengan tirador, y que te permitan cargar el enfriador de bebidas sin dificultad.

Otra característica importante es que el botellero tenga patas regulables para poder compensar cualquier ligero desnivel en la superficie en que se vaya a ubicar.

Suelen trabajar en temperaturas entre los 3 y 6ºC, por lo que es importante que se controle la temperatura con algún elemento autónomo, no solo para tener las bebidas en su punto sino también para prevenir cualquier desperfecto mayor en el botellero.

Expositores refrigerados

enfriador-de-botellas-1

Enfriador de botellas tipo expositor

Estos suelen tener orientación vertical y la puerta frontal suele ser transparente para que la bebida esté a la vista del posible cliente. Recomendados para supermercados, tiendas de alimentación, tiendas de conveniencia, etc.

Suelen tener varias estanterías en las que puedes colocar los diferentes productos, tanto en botellas como en latas tanto de refrescos, agua y cerveza.

Los hay de varios tamaños y de una o dos puertas para que escojas aquel que mejor se ajuste a tu local y necesidades.

Debido a que la puerta frontal suele ser acristalada deberás comprobar que tipo de aislamiento tiene el equipo para que no pierda frío y así asegurarse no sólo la temperatura adecuada sino también el menor gasto posible de electricidad.

 

 

Enfriador de botellas de cava y vinos

Este tipo de enfriadores suelen ser más estilosos, ya que usualmente las botellas están a la vista de los clientes.  También suelen ser más pequeños, para unas cuantas botellas o incluso para una sola. Son ideales para restaurantes, bares, tiendas gourmet, etc.

Enfriadores de botellas para un solo recipiente

Puede suceder que tengas en tus botelleros las botellas y botes de refresco, así como de cerveza, a la temperatura ideal; pero siempre llega ese día que te piden esa bebida que no está colocada en el botellero ya sea porque se ha agotado, se te ha olvidado o simplemente no es muy común que te pidan ese vino blanco o esa botella de sidra.

Para poder enfriar esa botella de forma inmediata existen los enfriadores de bebidas de un solo recipiente, que pueden llegar a enfriar un refresco en tan solo un minuto y una botella en unos seis minutos.

Está claro, que este proceso de enfriamiento no es el más adecuado para ciertas bebidas y que no todas las botellas caben en estos enfriadores pero pueden ser una opción para sacarnos de un apuro. Los proveedores de armarios refrigeradores y de enfriadores de bebidas te podrás recomendar el más adecuado para tu negocio.