¿No puedes decidirte si ofrecer un menú diario o no?



Esta es una de las decisiones que casi todos los restaurantes enfrentan en determinado momento.  ¿Debemos ofrecer un menú diario o solo comida a la carta?

Razones para ofrecer un menú diario

Todos sabemos que en la hostelería hay mucha competencia.  Según sea la zona donde tengas tu restaurante, los bares, restaurantes y cafeterías parece que crecen como setas pero así como aparecen, tienden a desaparecer no mucho después.  La principal razón es porque la competencia es bastante fuerte y requerimos poder generar ganancias con precios muy económicos.

Esta es una de las principales razones para ofrecer un menú diario en nuestro restaurante.

Ofrecer un menú puede:

  • Ayudarte a conseguir una clientela estable entre quienes comen/cenan fuera de casa diariamente o al menos frecuentemente.
  • Ayudarte a enfrentar la competencia con otros restaurantes que ofrezcan precios económicos por medio de sus menús.
  • Permitirte dar a conocer tu negocio a más gente, repercutiendo no solo en tus ingresos actuales sino también en mayor posibilidad de contratación de tu negocio para eventos, recomendaciones a terceras personas, etc.
  • Ofrecer un menú diario te permite tener una mayor rotación de mesas lo cual a su vez te ayuda a diluir los costes fijos de personal, local y otros.

¿Cómo debe ser el menú diario de tu restaurante?

Si preguntamos a un grupo de hosteleros cómo debería ser un menú del día, una gran mayoría  seguro diría ¡barato!  ¿Es esto así?  No necesariamente.   Todo depende de la competencia que tengas, de la ubicación de tu restaurante y por supuesto del mercado meta que atiendas.   Un menú del día de 30 euros para una zona donde hay muchos ejecutivos puede parecerles económico mientras que en un polígono industrial o en una zona universitaria el precio debe ser mucho menor.

Por tanto, vamos a decir que el menú del día debe ser un menú de dos o tres platos, con un precio adecuado a las condiciones propias  del restaurante.

Por supuesto, además de ser un menú rentable debe ser un menú bien preparado, completo y equilibrado.

Factores a tomar en cuenta al definir el menú diario

  1. Es fundamental conocer la clientela de tu negocio.  Saber qué tipo de clientes acuden frecuentementeMenú del día tres platos a tu local, en términos de edad, nivel económico,  preferencias alimenticias es fundamental para hacer un buen menú.   Usa mucho la observación,  aprovecha que tus camareros interaccionan con ellos, no tengas miedo a las opiniones de tus clientes sobre tu comida o tu local.
  2. Aprovecha la estacionalidad de ciertos productos frescos.   Los productos frescos en general cuando están en temporada suelen no solo tener la mejor calidad sino también el mejor precio.  Esto te puede permitir una mayor rentabilidad.
  3. Si ofreces un menú diario con varias opciones de primer y segundo plato procurar tomar en cuenta que algunos clientes tienen necesidades especiales en cuanto a su alimentación (por ejemplo, intolerancia al gluten) y otros tienen preferencias (por ejemplo, el creciente mercado en productos saludables como ensaladas y productos no grasos).
  4. Si el concepto de tu negocio es el de un restaurante tradicional, los platos incluidos en tu menú del dia deben reflejar ese concepto, nada de platos rebuscados, comida tradicional es lo más adecuado.  Sin embargo, si tu segmento meta es más específico o de un nivel económico más alto, puedes variar este enfoque a una cocina más novedosa.
  5. Realiza cálculos de los costes del menú diario.  Si se  te complica hacerlos plato por plato, puedes hacer un cálculo semanal del coste del menú el día y comparar con los ingresos obtenidos, el desperdicio a computar, etc.
  6. El precio del menú debe fijarse no solo con relación a los costes sino también a la competencia y mercado meta de tu restaurante
  7. Elige los mejores proveedores de alimentación y bebidas, si escatimas en calidad, esto te repercutirá negativamente en la reputación de tu negocio.  Es preferible, servir un plato con menos cantidad o cambiar el plato por otro más económico, que servir un plato preparado con productos de no muy buena calidad.

En el próximo artículo os hablaremos de cómo promocionar ese menú del día.