No te equivoques al elegir un decorador para tu negocio



¿Estás pensando en elegir un decorador?  Es una excelente decisión, la imagen de una empresa puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso, si acudimos a un mecánico profesional para que nos arregle la flota de la empresa, o si acudimos a médico cuando tenemos problemas de salud, también es lógico que se acuda a un profesional cuando se trata de decorar cualquiera que sea el negocio que tengamos.

Diferencias entre un decorador y un diseñador de interiores

Los diseñadores de interiores se ocupan de cambiar un espacio  según las necesidades del cliente.  No se trata solo de que se vea bien sino también que sea funcional.  También se ocupan de la parte de la decoración, partiendo de la definición de un estilo, así como la elección de muebles, colores, complementos, etc.

Por otro lado,  los decoradores se ocupan solo de la estética de un espacio. O sea se centran en escoger un estilo, colores, textiles, iluminación, muebles y otros accesorios.

Razones para contratar un decorador

Aunque creamos que tenemos buen gusto y que podemos hacerlo nosotros mismos, a continuación te damos algunas razones por las que debes contratar a un decorador profesional para tu negocio:

  • Un decorador tiene conocimientos que alguien que no se dedique profesionalmente a esa labor no  suele tener.  Por muy buen gusto que tengas mientras no tengas los conocimientos técnicos respecto a luces, sombras, combinaciones de colores, estilos, etc. pretender que  podemos decorar una oficina, un bar o una tienda sin la ayuda de un profesional no es lo más adecuado
  • Un decorador te ahorrará dinero eligiendo los materiales correctos además del correcto uso de los mismos.
  • Un decorador te ahorrará tiempo, ya que conoce dónde acudir a comprar cada cosa, dónde y a quién contactar para hacer cada tarea que sea necesario realizar.
  • Un buen decorador analizará las necesidades de tu negocio, tu marca, tu cultura empresarial y sólo entonces podrá definir la decoración necesaria para proyectar la imagen que quieres proyectar.
  • Un decorador te puede sacar de tu línea de pensamiento y ofrecerte una visión diferente y probablemente más novedosa y acertada.
  • Un decorador sabe cómo maximizar el potencial de un determinado local

Consejos para elegir un decorador

  1. Lo primero es saber elegir un buen decorador. Habla con decoradores2varios de ellos,  infórmate de sus servicios, sus tarifas y su forma de trabajar.
  2. Una vez que hayas seleccionado un decorador es importante que le des información:  sobre tus productos o servicios, tu cultura empresarial, el mercado al que quieres proyectarte.
  3. Cuando acuerdes con el decorador los servicios que deseas, recibirás alguna propuesta de su parte. Mejor aún si puedes considerar varias opciones.
  4. No cedas en todo lo que el decorador te indique, tu mejor que nadie conoces tu presupuesto y tus necesidades, si no estás en algo de acuerdo con el decorador, no dudes en hablarlo.
  5. Fija un presupuesto, si no fijas uno, las cosas podrían salirse de control.
  6. No temas decir que no, aunque el decorador es un profesional, no deja de tener gustos personales que pueden influir en proyecto que te está ofreciendo, si hay algo con lo que no te sientes a gusto, no tienes porque hacerlo solo porque es un profesional.