Pasos para abrir un negocio o bar de vinos

No es necesario que seas propietario de un viñedo en el sur de Francia para iniciar tu propio negocio de vinos. De hecho, los propietarios de viñedos rara vez poseen una superficie de producción de vino. En cambio, los empresarios y emprendedores que desean crear sus propias marcas o abrir negocios de vino, trabajan con diferentes bodegas y proveedores en distintos lugares para obtener el mejor vino que ofrecer a sus clientes.

Con el vino tinto como la bebida alcohólica número en los hogares españoles, según lo afirma el estudio de “Consumo de vinos tranquilos por color en España 2008-2020. Publicado en dic 2021”. El consumo de vino tinto fue superior al blanco y al rosado durante todo el periodo observado. En concreto, se consumieron cerca de 123 millones de litros de vino tinto durante 2020, frente a los aproximadamente 48 millones de vino blanco y los casi 11 millones de vino rosado. Está claro que el vino tinto tiene un lugar especial en los corazones de los consumidores, y ¿quién no disfruta de la iluminación ambiental fresca de un acogedor negocio o bar de vinos?

Si estás pensando en abrir un establecimiento o un bar de vinos, pero no sabes por dónde empezar, entonces continúa leyendo esta guía y descubrirás algunos de los pasos esenciales para abrir un negocio donde el vino tinto sea el protagonista.

1. Investiga el mercado de bares de vinos

En primer lugar, debes saber que los consumidores de vino se han vuelto cada vez más conscientes del impacto del alcohol en su salud física y mental. Sin embargo, esto no ha impedido que el mercado del vino crezca. Los españoles todavía disfrutan de unas copas de vino, pero la calidad tiene prioridad sobre la cantidad, ya que los consumidores se interesan cada vez más en la edad y el origen del vino. ¡Las botellas de vino por encima de su precio!

Esta tendencia, entre otras, hay que tenerla en cuenta a la hora de realizar el estudio de mercado para abrir tu vinoteca, bar o local especializado en vinos. También debe verificar el mercado local y el estado de la competencia en tu área comercial deseada, así como también cómo tu entorno se ajusta a los deseos de tu mercado objetivo.

2.  Elige el concepto adecuado para tu negocio

Uno de los mayores desafíos de abrir un bar de vinos es enfrentarte a la competencia: tus competidores directos (bares existentes, vinotecas, etc) y competidores indirectos (ofertas, combos baratos y supermercados para los bebedores de vino en casa).

En primer lugar, tendrás que trabajar un poco para dar a conocer tu negocio cuando abras, ya sea a través de la publicidad digital como en las redes sociales o retomando viejas pero efectivas estrategias como repartir volantes en la calle. También tendrás que llegar a los consumidores con un concepto que no podrán encontrar en otros bares o replicar en casa.

Podrías diferenciarte ofreciendo una carta de vinos tinto única, especializada únicamente en vinos ecológicos o vinos de Burdeos, por ejemplo.

Sin embargo, ten cuidado de no elegir un concepto que sea demasiado especializado, ya que si te diriges solo a un pequeño segmento de tu mercado objetivo, puede que tu facturación inicial se vea afectada.

Tus muebles e iluminación también establecerán el tono de tu negocio de vinos, así que elige con cuidado cuando abras su local. Para establecer tu lugar en la escena como un referente del vino tinto, también puedes organizar eventos como degustaciones o cursos de cata para entusiastas del vino tinto dentro de la comunidad.

3. Busca la ubicación para abrir tu negocio de vinos

Elegir la ubicación de tu local es el siguiente paso importante en nuestra guía sobre cómo abrir un negocio de vinos. Para ayudarte a tomar la decisión aquí tienes algunos criterios a tener en cuenta:

  • El área: dado que experimenta constantemente un alto tráfico y afluencia de personas, el centro de la ciudad sería ideal. Una ubicación en o al lado de espacios peatonales (como plazas) definitivamente será más costosa, pero vale la pena considerarla por la cantidad de transeúntes que atraería.
  • El tamaño: necesitarás un espacio lo suficientemente grande para almacenar una amplia gama de vinos, así como un gran comedor o área de recepción para tus clientes.
  • Vecinos: trata de evitar zonas demasiado residenciales donde el ruido pueda molestar a tus vecinos a la hora de abrir una enoteca, sobre todo si tienes terraza.
  • El ambiente: el ambiente general del área de tu local de vinos debe alinearse con el concepto y el ambiente de tu propio bar.
  • Competidores: puedes optar por locales ubicados a una buena distancia de otros bares o decidir estar situados en la misma calle o plaza para que los clientes puedan saltar libremente entre bares. Ambas opciones tienen sus propios riesgos y beneficios, por lo que depende totalmente de ti.

4. Elige una forma jurídica para abrir tu establecimiento

El siguiente paso para abrir un bar de vinos es elegir la estructura legal de tu negocio. La elección de la forma jurídica es un paso vital, ya que afectará:

  • Cuánto está gravado tu negocio
  • Tu fiscalidad a nivel personal
  • Su responsabilidad por las deudas de la empresa en caso de quiebra

5. Suma los costos del equipo y el personal

Proveedores de vino tintoCuando se trata de esta etapa, su principal dificultad será reclutar personal porque tus clientes esperarán, además de un excelente servicio al cliente, un amplio conocimiento de los productos que vendes.

El personal que contrates debe tener experiencia previa y un conocimiento claro de las variedades de uva que ofrece tu negocio.

En términos de inversión, planifica lo siguiente:

  • Equipamiento del local (incluyendo instalación de barra y cava de vinos con sistema de temperatura, así como mobiliario interior y exterior, vasos y vajilla)
  • Un stock de vino suficientemente amplio, así como un sistema de seguridad para protegerlo.
  • Una licencia de local para vender alcohol.
  • Un sitio web y otros costos de marketing digital y tradicional (como una tarjeta de presentación, un letrero en la puerta de entrada, una lista de vinos decorativa, ).

Recuerda solicitar cotizaciones de una amplia gama de proveedores de vino tinto y de equipos para hostelería. Esto te permitirá comparar y elegir las ofertas que tienen la mejor relación calidad-precio.

No se olvides de los costos administrativos relacionados con tu negocio (incluida la contabilidad, la nómina, la programación y la gestión de suministros) que pueden consumir mucho tiempo rápidamente. Considera subcontratar algunas de estas tareas a un contador.

También querrás contratar un seguro para asegurarte de estar cubierto en caso de un incidente que involucre al personal o a los clientes o un robo.

6. Plantea el plan de marketing para abrir tu negocio

El siguiente paso es tu plan de marketing. Es aquí donde establecerás las acciones que planeas usar para atraer y retener clientes.

Además de elegir una buena ubicación, que atraerá un flujo natural de clientes a tu bar y hará que tu negocio sea un tema de conversación dentro de la comunidad local, debes considerar el uso de las siguientes herramientas de marketing:

  • Redes sociales: puedes publicar fotos en Facebook e Instagram que resalten el ambiente fresco y relajado de tu bar, así como compartir noticias sobre nuevas y emocionantes entregas de vinos.
  • Sitio web oficial: configura un sitio web que brinde más información sobre tu selección de vinos y ubicación, así como un sistema de reservas en línea.
  • Medios locales: anuncia el lanzamiento de tu negocio de vinos en la prensa local poniéndote en contacto con periódicos, bloggers locales y sitios web de guías de ciudades en línea. Si tienes un concepto inusual, invita a un periodista a tu bar, podría despertar el interés de los consumidores curiosos.
  • Aprovecha el turismo: atrae a turistas amantes del vino.

7. Redacta el plan de negocios para un negocio de vinos

Una vez que se has completado todos los pasos anteriores, es hora de redactar el plan de negocios.

El plan de negocios se compone de dos componentes principales:

  • Un pronóstico financiero que tiene como objetivo resaltar la rentabilidad esperada del negocio y el requisito de financiamiento inicial.
  • Una parte escrita que presenta, en detalle, tu proyecto, el equipo, tu estrategia comercial y tus objetivos a mediano plazo.

El plan de empresa es el documento con el que intentarás conseguir la financiación de tu banco o de posibles inversores, por lo que debes dejarlo impecable.

Ahora que nuestra guía ha llegado a su fin, esperamos que comprendas mejor cómo abrir un negocio de vinos. ¡No te pierdas ninguno de estos pasos y no olvides pedir presupuesto a los mejores proveedores de vino tinto en España!