¿Qué buscar cuando se contratan servicios de limpieza?

La limpieza de una empresa, sea cual sea el tipo de empresa, es necesaria.  Puedes tener tu departamento de limpieza o mantenimiento o bien puedes contratar los servicios de limpieza de forma externa. .

¿Por qué elegir un servicio de limpieza externo?

Cuando hablamos de limpieza no nos referimos solo a las tareas diarias de quitar el polvo o pasar la aspiradora en una oficina, una empresa de limpieza puede ofrecer una gran variedad de servicios, algunos de los cuales requieren tener maquinaria especial o personal debidamente equipado que representan un costo difícil de asumir para una empresa.  Por ejemplo, si necesitas pulimentar el piso de tu tienda,  muy probablemente comprar la pulidora no sea la opción más eficiente.

Otra razón para contratar los servicios de limpieza es que dependiendo del tamaño de tu empresa, no siempre es necesario tener una o dos personas para limpiar en plantilla con todos los costes asociados a eso.   Por ejemplo, si no necesitas más que una persona al día durante un par de horas,  puede que sea más caro si contratas a esa persona que si contratas un servicio de limpieza.

Tipos de servicios de limpieza

Entre los muchos servicios que puede ofrecer una empresa de este tipo, algunos de los más frecuentes son:

  • Limpieza de suelos
  • Limpieza de aseos
  • Aspiración
  • Limpieza de cristales
  • Limpieza de fachadas
  • Limpieza de obras
  • Pulimentar pisos
  • Limpieza a presión de exteriores
  • Abrillantamiento de suelos
  • Limpieza de tapicería
  • Limpieza de alfombras

¿Cómo elegir un servicio de limpieza?

Lo primero es determinar tus necesidades de limpieza, ¿Son permanentes o sólo requieres ese servicio eventualmente?

Además, debes decidir si todas tus necesidades serán cubiertas por una empresa de limpieza profesional externa o si la limpieza general de la empresa será realizada por personal de plantilla.

Factores a considerar

  1. Busca varias opciones antes de contratar, no te limites a una sola empresa, tantolimpieza-profesional-oficinas la experiencia como garantías y presupuesto pueden variar mucho de una empresa a otra.   Evalúa sus propuestas de servicios así como económicas a la luz de tus necesidades y presupuesto.
  2. Según cual sea el tipo de empresa para la que quieres contratar el servicio, en ocasiones es necesario se requiere maquinaria especial, procedimientos y materiales específicos (por ejemplo, en el caso de hospitales), en estos casos es indispensable comprobar si la empresa que está ofertando sus servicios tiene experiencia en ese sector.  No debe ser un factor excluyente pero si es importante valorarlo.
  3. Elige entre los mejores proveedores de servicios de limpieza, contacta con varios y pide presupuestos, compara sus propuestas, no bases tu decisión solo en el precio, la imagen de tu negocio estará en mayor o menor grado ligada a la limpieza del mismo.
  4. Contrata una empresa legalizada, comprueba que su personal esté debidamente contratado y que la empresa tenga los seguros necesarios, esto es particularmente importante si alguna de las tareas es peligrosa como es el caso de las limpiezas de fachadas.
  5. Si los servicios de limpieza van a ser ejecutados fuera del horario normal de funcionamiento de la empresa, debe dejarse muy claro las medidas de seguridad y responsabilidad sobre llaves, valores, alarmas, etc.
  6. También es importante comprobar que la empresa a contratar tenga los equipos y utensilios de  limpieza adecuados para tu empresa, además si los productos de limpieza son parte del contrato de limpieza verificar que se trate de productos de calidad.

¿Debo firmar un contrato?

Tal y como mencionamos, algunas de las labores de limpieza en una empresa se hacen a diario, otras periódicamente y otras solo esporádicamente.  Aquí surgen dudas sobre cómo negociar el contrato de servicio de limpieza.  Nuestra recomendación es que negocies un precio mensual por los servicios que se deben dar a diario o periódicamente, pero que en cuánto a otros servicios negocies una tabla de tarifas para asegurarse un precio determinado cuando se requiera el servicio.

Algunas empresas de limpieza en su afán por lograr que seas su cliente, te ofrecerán precios más bajos si firmas un contrato por un período prolongado de tiempo.  Con esto hay que ser muy precavido, especialmente si nunca has trabajado con esa empresa o si aún no conoces las necesidades de limpieza de tu empresa porque es de reciente creación.

En estos casos, lo ideal es que durante un período de prueba contrates los servicios de limpieza conforme los vayas necesitando aunque  pueda resultarte un poco más caro que si negociaras el contrato desde el primer momento.