¡Que no falten los canelones en la mesa!



La pasta es la comida preferida de muchas personas, por eso hoy queremos hablar de un producto que facilita mucho la labor tanto en los negocios hosteleros como en casa:  los canelones precocinados.

 

Se dice que la palabra canelón viene del italiano cannelloni debido a su forma cilíndrica.  Hasta no hace muchos años, los canelones crudos se compraban ya en esa forma y una vez cocinada el canelón entonces se rellenaban, pero esto daba lugar a que muchos de estos cilindros se rompieran debido al hervor. Luego se empezaron a comercializar los canelones tal y como se conocen ahora,  cuadrados de pasta que una vez cocidos se rellenaban y se arrollaban para asumir la forma de canelón.

Sin embargo, cada vez es mayor el uso de canelones precocinados y/o canelones congelados.   No todos los canelones precocinados son también congelados, y esto es algo que debe tenerse claro.  Los canelones precocinados pueden estar refrigerados y se pueden conseguir con o sin salsa bechamel, situación que es de valorar considerando el creciente número de personas alérgicas a los productos lácteos.

¿Cuáles son las ventajas de los canelones precocinados?

  • Rapidez de preparación, debido a que la pasta ya está debidamente rellena, no tendrás que cocinar la pasta, ni preparar el relleno, simplemente calentar  en el horno para gratinar.   En algunos casos, añadir la salsa de tu gusto, en otros casos ya la salsa está incluida.
  • Puedes tener los canelones precocinados almacenados en el frigorífico/congelador listos para cuando alguno de tus clientes lo pidan.
  • Si los comparamos con los canelones congelados, el proceso final de preparación de los canelones precocinados es más rápido porque no deben descongelarse. Por supuesto, también se preparan mucho más rápido que si hicieras todo el proceso en la cocina de tu restaurante.
  • Puedes preparar los canelones precocinados que quieras sin tener que preparar toda una bandeja,  un problema con los canelones congelados es que nos puede parecer que la porción individual nos parece poco pero la porción más grande nos parece demasiado.
  • Si contactas con un proveedor de canelones precocinados podrás escoger varios tipos para poder ofrecer más variedad.  Por ejemplo podrás conseguir canelones de carne con o sin bechamel, canelones de pollo con o sin bechamel, canelones de espinacas, canelones de setas, canelones de verduras,  canelones de atún, canelones de verduras braseadas, canelones de setas.  Algunas marcas además de ofrecer canelones con salsa bechamel y/o salsa boloñesa, también algunas ofrecen canelones con salsa barbacoa.

¿Existen desventajas en los canelones precocinados?

  • Como el plato ya viene preparado,  es más difícil darle un toque personal, o sea si sirves canelones precocinados es poco lo que puedes hacer para distinguirlos de los de otros negocios que consuman el mismo producto.   Esto puede ser evitado añadiendo una buena salsa o un poco de buen queso en el gratinado, o bien complementar con una guarnición que haga destacar el sabor de los canelones.
  • El precio puede hacer pensar a los dueños de restaurantes que están perdiendo rentabilidad, pero esto es cuestionable porque si tu preparas los canelones por ti mismo gastarás luz/ gas/ /ingredientes además del tiempo que emplearan en tu cocina para preparar la pasta, la salsa y el relleno, y por último los canelones.  Además, piensa en el factor desperdicio, si preparas una bandeja de candelones y no se venden, terminarás perdiéndolos, o si preparas más relleno del que realmente necesitas, lo mismo.

Para finalizar, nos gustaría comentar sobre las posibilidades de los canelones precocinados, ya que podrían ser incluidos en el menú  como plato a la carta o como parte de un menú del día e incluso podría ofrecerse un canelón como una tapa, ya que siempre habrá amantes de la pasta.