¿Sabes cómo contratar un diseño web?



Seguramente cuando inicias un nuevo proyecto o deseas adquirir un producto para tu negocio, estudias tu situación actual, las necesidades de tu empresa y las prestaciones que te aporta esta adquisición. Pues igualmente debes hacerlo al momento de contratar un diseño web.

¿Cómo lo puedes hacer? Te ofrecemos las claves para hacerlo:

 

Estar presente en Internet a través de un sitio web personal, corporativo o un blog es un paso importante que debes analizar detenidamente. Si bien es cierto que tener página web es una poderosa herramienta de comunicación con tus clientes y de branding para tus productos, debes tener claro el porqué quieres una web, lo que pretendes conseguir con ella, cómo lograrlo, el coste que supone y el retorno de la inversión (ROI) del proyecto.

Búsqueda de proveedores para tu página web

El primer paso que debes dar es la búsqueda de un proveedor de diseño web confiable. A través de trabajos realizados y de referencias profesionales contrastadas puedes tener una idea de la experiencia que tiene en el desarrollo web y del éxito de sus trabajos.

Seguidamente debes establecer los requerimientos y especificaciones que debe tener tu proyecto. Lo ideal es que busques referencias de las funcionalidades que quieres incluir viendo otros sitios web, como formularios de contacto, registro de usuarios, catálogos de productos, etc. Esto facilitará la tarea del proveedor y dejará poco espacio para los malentendidos.

Durante la etapa de definición de tu proyecto, debes dejar claro:

  • El objetivo de tu web
  • El público al que quieres llegar
  • Los productos o servicios que quieres destacar
  • El idioma y estilo del lenguaje
  • Las secciones que quieres tener
  • Los contenidos que quieres publicar
  • Las aplicaciones que deseas incluir (chat, foros, galerías fotográficas…)

Sabiendo lo que quieres y las necesidades de tu empresa, solicita varios presupuestos detallados del trabajo que realizarán los proveedores que has contactado. En la propuesta que recibas debe quedar establecido el precio del proyecto, los materiales a utilizar, los productos entregables (estudios de mercado, análisis y viabilidad, prototipos de diseño, pruebas, entre otros), el plazo de entrega, costes extras por mantenimiento y condiciones de pago.

Conoce el equipo y las plataformas de trabajo del proyecto web

Antes de firmar un contrato de servicios es conveniente que te informes sobre el equipo profesional que realizará el trabajo. La intervención de diferentes perfiles (programador, diseñador, experto en usabilidad, redactor de contenidos, consultor de marketing) enriquecerá el proyecto, por lo que desconfía de aquellos que asumen todas las tareas, porque dejarán de lado algún aspecto importante.

También es necesario que conozcas las plataformas que usarán en el desarrollo de tu página web. Esta información es clave porque puede reducir significativamente el coste del proyecto y el mantenimiento.

La mejor solución que presenta una relación calidad-precio es la aplicación de entornos desarrollados con tecnologías abiertas (Open Source) del tipo entorno LAMP (Linux, Apache, MySQL y PHP), que incluye la programación y el alojamiento; y los gestores de contenidos como WordPress o Drupal, que te permitirán el control de los contenido y su actualización.

Diseño web atractivo pero funcional

Cuando establezcas tus requerimientos sobre el diseño web no olvides que el aspecto visual no es lo más importante. El uso de un diseño impactante se justifica en el caso de aquellas empresas que usan su imagen gráfica como tarjeta de presentación; por lo que este tipo de soluciones no debe estar por encima de la funcionalidad, especialmente si tu web está orientada a la intervención activa del usuario (tiendas online, formularios, etc.).

Aunque el diseño en tecnología Flash llama mucho la atención, debes tener presente también que una web desarrollada bajo este formato debe estar bien construida para que buscadores como Google la incluyan en sus resultados. En ese sentido, el proveedor debe ofrecerte garantías de una excelente optimización SEO de tu sitio web tanto si seleccionas este tipo de desarrollo como en las modalidades tradicionales.

Seguimiento del proyecto

El seguimiento que hagas del proyecto reducirá los costes si surge la necesidad de realizar algunos cambios, que seguramente ocurrirá. Es por ello que el proveedor debe ofrecerte las herramientas y metodología necesaria para enterarte de las tareas que estará haciendo, bien sea por email, wiki o reuniones periódicas.

De esta forma, evitarás sorpresas al final que requieran más tiempo de desarrollo para corregirlas, incrementando así los costes del proyecto.

Conocidos los aspectos que debes valorar para solicitar un diseño web, ahora sólo te queda contratar un proveedor. Recuerda que debes:

  • Conocer la razón para crear tu web
  • Buscar un proveedor con amplia experiencia en diseño web
  • Definir las funcionalidades que quieres incluir en tu sitio web
  • Informarte sobre el personal que participará en el proyecto y las plataformas a utilizar
  • Dar mayor importancia al diseño funcional que al diseño impactante
  • Solicitar herramientas de seguimiento del proyecto