Salchichón curado: un embutido que no debe faltar

Dentro de la riqueza española en el mundo de los embutidos, no podría faltar la mención al salchichón curado.  Apreciado y disfrutado  tanto dentro como fuera del país el salchichón curado es un embutido sobre el que es bueno que conozcas un poco más.

¿A qué llamamos salchichón curado?

En principio, el salchichón curado se hace a partir de carne magra de cerdo mezclada en algunos casos con un poco de tocino,  pero es importante saber que cada vez son más los proveedores que ofrecen otras variedades de salchichón curado por ejemplo realizado con pavo, o con mezclas de cerdo/ternera o aún más especial el salchichón curado preparado con carne de jabalí o incluso de venado.

Puede estar más o menos condimentado, pero en general no es un producto de sabor fuerte aunque claro está como en todo embutido, el sabor del producto del final varía de un proveedor a otro o bien de un zona geográfica a otra.

El concepto de curado se refiere al proceso de secado al aire o bien de ahumado que le da el toque final al producto

El salchichón curado  pesar de ser muy bien aceptado por el mercado español, no es muy utilizado para la preparación de platos sino más bien ofrecido ya sea como aperitivo/entrante junto con otros embutidos o en bocadillos preparados solo con salchichón curado o combinándolo con otro ingrediente/aderezo para darle el toque personal al bocadillo

También es muy usado en la preparación de tapas, y en el caso del salchichón curado de Vic, tan conocido en la zona de Cataluña forma parte de las despensas de todos los hogares y por supuesto también de los negocios hosteleros.

¿Dónde se elabora el salchichón de mayor calidad?

Al igual que con otros embutidos,  el salchichón curado prácticamente se elabora en cualquier parte de España pero sin duda es muy conocido el salchichón curado deBusca un buen salchichón curado Vic en la Comunidad de Cataluña.

Este salchichón se caracteriza por tener denominación de origen en casi 30 poblaciones de la Plana de Vic y ser conocido más bien como fuet o longaniza de vic.  Cuando compres este producto verifica que tiene la etiqueta del Consejo Regulador  de la Denominación “Salchichón de Vic”. Está hecho de magro de cerdo con tocino, siendo el tocino, tiene una textura y sabor delicados.  Su proceso de curación dura unos 45 días secándose al aire.  Suele estar embutido en tripa natural.

Otro salchichón muy conocido es el salchichón ibérico elaborado por la zona de Salamanca o  Extremadura también preparado con carne magra de cerdo pero en este caso de cerdo ibérico.  Al igual que otros salchichones curados es condimentado con sal, pimienta negra y orégano.

Por último, nos gustaría mencionar un tipo de salchichón curado menos conocido pero que por su particularidad merece la pena probar.  Hablamos del salchichón de Aragón también conocido como hígado de Calamocha.   Se hace llamar así porque además de la carne magra del cerdo se usa hígado del mismo animal así como otras hierbas y especias como la mejorana, la flor de macis, pimienta negra y blanca.

Tiene un sabor y olor diferente, pero si tu negocio está en dicha zona seguro que tus clientes valorarán que ofrezcas este producto.

 

En fin, que el salchichón curado forma parte de la rica gastronomía española eso nadie lo puede dudar, ahora bien, no olvides que en los embutidos es muy importante saber elegir el proveedor para conseguir producto de calidad elaborado en condiciones higiénicas, con las mejores materias primas y por supuesto  siguiendo  estrictos controles de calidad para asegurarse que el proceso de curación lleva el producto a su sabor y textura adecuadas.