Comprar buen pan para tu negocio



Muchos negocios de hostelería basan gran parte de sus ingresos diarios en la venta de bocadillos y montaditos que necesitan un ingrediente en común: el pan.

Aunque parecerá sencillo comprar pan, existen varios apartados a considerar.  Se deben decidir aspectos como:

Tipo de pan a utilizar

En cuanto a la elección del tipo de pan dependerá de:

  • El gusto del mercado que sirvas.
  • Del clima, ya que ciertos tipos de pan mantienen la frescura mejor en ciertas condiciones de temperatura.
  • Del tipo de productos para el que requieras el pan

Cantidad de pan a comprar

Obviamente, la cantidad depende del consumo, y aunque es difícil ser exacto, después de un tiempo de operación es bastante sencillo calcular el volumen de pan requerido de cada tipo.

Se deben tener en consideración aspectos  como eventos especiales, vacaciones, puentes, que generen picos de consumo  tanto hacia el alza como a la baja.

Es preferible que sobre un poco de pan, y no que falte. No hay nada que disguste más a un cliente que pedir cosas que están en un menú y que te digan que no hay disponibilidad.

Comprar pan en función de la conveniencia para tu negocio

Hoy en día, pocos negocios de hostelería optan por la opción de elaborar pan propio, básicamente porque existen opciones en el mercado de gran calidad y que incluso pueden ser más económicas que realizar el pan en el mismo negocio.

La segunda opción es comprar pan del día o pan fresco directamente a una panadería local.  Aquí se deben analizar básicamente las condiciones de entrega, el precio, y el abastecimiento en fechas o eventos especiales.

En algunos casos, las panaderías ofrecen la opción de  “recibir” el pan no consumido dentro de ciertos límites, a cambio de un descuento en la factura.

Esta es la opción más utilizada por pequeños negocios de hostelería que no consumen grandes cantidades de pan.

Por último, en los grandes negocios de hostelería se está utilizando mucho la opción de instalar un “punto de pan” dentro de la misma empresa, adquiriendo el equipo necesario para hornear el pan precocido o pan congelado, y así tener pan fresco en el momento y cantidad adecuados.

Esta opción requiere no sólo la instalación de equipo, tener capacidad de almacenaje para el producto congelado, sino también tener personal y tiempo suficiente para elaborar el pan en el momento justo.

Cualidades del pan

El tipo de pan escogido (baguette, rústico, etc.) dependerá del consumo y dónde se va a consumir.  Por ejemplo, en Galicia se compra más una variedad de pan diferente al consumido en Andalucía.

Además, para un negocio se debe buscar un pan que tenga una consistencia en calidad, es decir, que se mantenga siempre bien y no que esté un día bueno y al día siguiente incomible.

El pan a comprar debe tener las siguientes características:

  • Con olor a tostado
  • Con uniformidad de corteza
  • Miga sin vacíos

Para la conservación se recomiendan bolsas de papel o de tela.  No dejarlo al aire libre porque perderá frescura muy rápidamente.

Otro factor a considerar es que si el negocio principal es por ejemplo la venta de bocadillos o de montaditos, sería importante tener disponibilidad de panes especiales por ejemplo sin gluten o sin sal para quienes por razones médicas o de preferencia así lo escojan.

Para un negocio de hostelería, la elección de los proveedores de pan es un proceso clave, ya que en gran medida la calidad del producto final dependerá de la calidad de los insumos.

Con el pan esto es una gran realidad, por lo que independientemente de si la empresa decide comprar pan del día, pan precocido o pan congelado, se deben buscar empresas de pan que tengan por enseña la alta calidad de su producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.