¿Son las masas congeladas el futuro de la industria del pan?



El pan en nuestra cultura siempre ha sido muy bien valorado por ser una gran fuente de energía, ya que aporta carbohidratos básicamente de los cereales a partir de los que está hecho.

 Pero ¿sabes cuántos tipos de pan artesanal existen?  La respuesta es… ¡muchísimos! Y cada día los proveedores de pan se encargan de ampliar el catálogo de productos disponibles.

 

Tipos de pan artesanal

El pan tradicional se pueden categorizar por:

1.- La región geográfica: así conocemos la baguette francesa, la chapata italiana o el pan de pagés catalán, y otra gran variedad de tipos de pan conocidos básicamente en determinada zona geográfica.

2.- Tipo de harina utilizada en la elaboración del pan:  aquí podemos encontrar pan de harina de trigo, pan de cebada, pan de avena, centeno, maíz, soja, entre otros.

  • Pan de trigo: el más común. Presenta una textura suave y un buen sabor.
  • Pan de cebada: tiene menos sabor con relación al de trigo, y no es tan suave.
  • Pan de avena: este pan al usar la avena como materia prima es esponjoso y más dulce.
  • Pan de centeno: es un pan altamente nutritivo por su alta cantidad de proteínas, tiene un sabor peculiar, y sucede que por su consistencia da una sensación más alta de satisfacción. Para matizar su sabor, muchas veces se mezcla con otro tipo de cereales o semillas que también aportan nutrientes.
  • Pan de maíz: tradicional en el norte de España, se trata de un pan sin gluten, si no se mezcla con harina de trigo, por lo que es especialmente recomendado para celíacos, sin contar que tiene un excelente sabor y nutrientes.
  • Pan de soja: es otra opción para los alérgicos al gluten y con grasas buenas, además de ser una gran fuente de  fibra.

Cambios en la industria del pan

En los últimos 20 años, la industria panificadora ha tomado un giro importante por los siguientes factores:

1.- La automatización de muchos procesos de producción.  En lo que se refiere a un gran desarrollo de la maquinaria para hacer pan, hornearlo, mantenerlo, congelarlo. 

2.- En cuanto al producto en sí mismo las principales novedades en estos años se circunscriben a que se han desarrollado mucho los nichos de mercados de panadería especializada especialmente para panes sin gluten, sin sal, y otras variaciones del pan que hacen de éste una opción para el cuidado de la salud. Pero sería cierto decir que este mercado aún no está totalmente desarrollado empezando por el desconocimiento del usuario final de todas las opciones disponibles.

3.- Las panaderías tradicionales están siendo sustituidas por meros despachos de pan, producto que es fabricado por empresas proveedoras de pan congelado y que a través de franquicias de “puntos de venta de pan” o bien a través de venta directa a despachos independientes.

El pan congelado… ¿La solución para su negocio?

Profundizando en el tema de las masas congeladas o pan congelado,  hoy en día se  constituye  la punta de lanza del mercado, ya que el mercado de pan congelado está teniendo un crecimiento importante tanto a nivel de venta de pan congelado como de repostería.

Los principales proveedores de pan congelado están agrupadas en Asemac (Asociación Española de Masas Congeladas).  Esta asociación tiene entre sus asociadas al 80% de las empresas de pan congelado, que tienen aproximadamente un 90% del mercado español de pan congelado.

Según ASEMAC, hoy en día en España un 20% del pan que se vende proviene de masas congeladas, así como un 40% de la bollería. También nos dice que durante el año 2007, este mercado ya superó los 800 millones de euros, siendo una señal de su importancia.

Entre las principales ventajas del pan congelado podemos tener:

  • Los puntos de venta de pan no se ven obligados a invertir en tanta maquinaria, ya que el producto les llega a su local semi-terminado.
  • Ha sido una gran fuente de creación de empleos ante la gran cantidad de puntos de venta de pan que se han abierto en España en los últimos años.
  • El producto ofrecido es bastante más homogéneo porque las empresas proveedoras de pan congelado tienen estrictas normas de calidad e higiene.
  • Al estar congelado podemos adaptar nuestra oferta según la demanda más fácilmente

Son pocas las desventajas que podemos encontrar, tal vez la más importante es que la seguridad alimentaria se puede ver puesta en peligro si se rompe la cadena de  frío, además de los perjuicios que el crecimiento de este sector ha causado en la panadería tradicional.

Pero, todo esto no es más que la evolución natural de un mercado ajustándose a la realidad del mismo y a las necesidades cambiantes de los clientes, ¿cuál es el siguiente paso?. Muchos apuestan porque crecerá el número de personas que comprarán pan congelado precocinado para terminar de hacerlo en sus propias casas cuando lo requieran. No obstante, pese a que el producto ya existe, el mercado del consumidor parece no haber reaccionado aún.

El pan no dejará de ser parte de la dieta mediterránea, y si hoy en día la tecnología alimentaria nos permite tener pan fresco a cualquier hora del día ¿por qué no aprovecharlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.