Punto de pan caliente: un negocio que puede ser muy rentable



Se le llama un punto caliente de pan a un establecimiento que expende pan además de comercializar otro tipo de productos o prestar servicios, como cafeterías, tiendas de alimentación, gasolineras o bares.

La peculiaridad de este tipo de negocios es que el pan se hornea allí mismo a partir de pan precocido o pan congelado.

 

¿Un punto de pan caliente es un buen negocio?

El mercado español siempre ha sido buen consumidor de pan, pero en los últimos años, por diversos motivos esta tendencia ha disminuido. A pesar de esto, los puntos de pan caliente han surgido a todo lo largo y ancho del país, en muchos casos como parte de franquicias de proveedores de pan congelado y en otros como iniciativas privadas.

Que un punto de pan sea un buen negocio depende, como en toda empresa, de muchos factores: un buen local, una buena atención, productos de calidad, buenos precios, existencia de posibles clientes, competencia, entre otros.

¿Es viable un punto de pan caliente?

Una vez que se tiene claro que se quiere montar un punto de pan, ya se ha dado el primer paso, el segundo es: elaborar un plan de negocio, éste también es conocido como plan de viabilidad.

Éste plan tiene unos pasos a seguir:

  • Descripción del proyecto
  • Estudio de mercado: esto implica tamaño de la población, competencia, estudio previo de gustos y preferencias
  • Debilidades y fortalezas del proyecto
  • Proyecciones financieras: este sector debe incluir tanto un cálculo de la inversión inicial y las correspondientes proyecciones de acuerdo a lo que el estudio de mercado ha reflejado. La inversión inicial puede ser como mínimo unos 25.000€, pero en el caso de algunas franquicias esta supera los 60.000€ por los servicios y condiciones particulares.
  • Fuentes de financiamiento:  pueden ser propias o a través de terceros (familiares, amigos, bancos, organizaciones de microempresas, subvenciones para emprendedores.)

Si has elegido formar parte de una franquicia, la empresa franquiciadora probablemente te brinde orientación sobre los trámites a seguir y hasta puede ofrecerte el horno para pan caliente, pero no pierdas de vista que tú eres el inversor, por lo tanto debes cuidar tu inversión.

Al mismo tiempo, se pueden ir tramitando todo lo relativo a darse de alta como autónomo, inscribirse como contribuyente, licencias de obras si son necesarias para adecuar el local, licencias de apertura.  Obviamente para llegar a este punto ya se deberá haber hecho una búsqueda del local y procedido a su contratación. 

¿Incluir una barra de degustación?

Ante la gran cantidad de puntos de pan que se han abierto en los últimos años en España, surge la duda de si ya está saturado el mercado.  La respuesta es: depende.  Debes buscar localidades con no mucha competencia o bien buscar formas de diferenciación de su negocio.

Una de las tendencias nuevas en muchos puntos de pan es lo que se denomina “barra de degustación”. Esto no es más que la posibilidad de tomar un café acompañado de los productos expendidos por el mismo punto de pan. ¿Cuáles son las ventajas de una barra de degustación?

  • Diversifica el despacho de pan
  • Ofrece la posibilidad de vender productos con buena rentabilidad como el café.
  • Es un gancho para poder promover los productos del local
  • En un despacho de pan, hay horas como la del desayuno y la de la merienda, que suelen tener un tráfico bajo, una barra de degustación puede contrarrestarlo atrayendo personas para tomar un café con pastas o pan. 

Este tipo de negocios ha logrado un gran desarrollo gracias a las masas congeladas, sin duda un gran beneficio para los emprendedores y para los clientes, sólo basta con buscar un nicho del mercado que no esté saturado, buenos proveedores de pan ultracongelado, y sobre todo brindar productos de calidad y buen servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Al publicar aceptas expresamente las Reglas de uso y la política de Protección de datos.