¿Necesitas un seguro para tu negocio hostelero?

Averiguar cuál es el mejor tipo de seguro para tu empresa significa, en primer lugar, evaluar riesgos porque los accidentes ocurren, ya sea que estés preparado para ellos o no.

Una forma de proteger a tu empresa contra lo inevitable, es adquiriendo un seguro adecuado para tu negocio.

Comprar un seguro para tu empresa, puede resultar complicado y llevar mucho tiempo, pero también es de vital importancia.

Muchos emprendedores toman el camino más fácil al contratar una póliza de seguro sin comprender completamente lo que están comprando. Si bien ese método proporciona una solución temporal, podría provocar problemas a largo plazo.

Terminar con un seguro insuficiente en tu negocio, te expone a un posible desastre financiero. O, por otro lado, podrías terminar pagando un seguro costoso que realmente no necesitas.

Entonces, ¿cómo puede asegurarte de que tu empresa esté adecuadamente protegida? Para empezar, debes comprender los diferentes tipos de pólizas de seguro que requieres tu empresa.

Existen varios tipos de seguros para los negocios hosteleros, según lo que desees proteger (por ejemplo, responsabilidad civil, propiedad, automóviles, etc). La mejor manera de elegir el seguro adecuado para tu negocio es conocer tus opciones.

¿Qué es un seguro comercial?

El seguro comercial es una forma de gestión de riesgos que se utiliza para protegerte a ti y a tu empresa de pérdidas financieras en caso de accidentes o crisis. Es vital que los negocios soliciten un seguro porque ayudará a cubrir los costos asociados con los daños a la propiedad y las reclamaciones de responsabilidad.

Si no tienes seguro comercial, como propietario, podrías correr el riesgo muy real de tener que pagar de tu bolsillo los costosos daños y reclamaciones legales contra tu empresa.

Por esta razón, un seguro comercial te protege de pérdidas financieras en caso de accidentes, como daños a la propiedad o un reclamo de responsabilidad.

Protege tu negocio con un seguro de responsabilidad

Algunos de los tipos de seguros comerciales más importantes te protegen de la responsabilidad. El tipo de seguro de responsabilidad que necesitas dependerá de tu negocio y de los servicios que brindes.

El tipo más popular de seguros de responsabilidad disponible en el mercado es el seguro de responsabilidad civil.

Un seguro de responsabilidad general, también conocido como seguro de responsabilidad comercial, es una cobertura esencial para una variedad de reclamaciones, como lesiones corporales, daños a la propiedad, lesiones personales o publicitarias, pagos médicos, operaciones de productos completados y daños a las instalaciones que le alquilaron.

Prácticamente todos los tipos de propietarios o contratistas de pequeñas empresas deben tener algún tipo de seguro de responsabilidad general.

Al contratar tu póliza, ten en cuenta que las tarifas dependerán de las características específicas de tu negocio.

Tipos de seguros para empresas y negocios

proveedores de seguros para vehiculos
Los principales seguros para empresas y negocios hosteleros son los siguientes, diferenciando aquellos que son obligatorios de los que no lo son:

  • Seguro de accidentes o seguros de convenio. Seguro obligatorio que debes suscribir en función de tu convenio sectorial.
  • Seguro de responsabilidad civil profesional o sanitaria. Seguro obligatorio para determinadas profesiones colegiadas que cubre las posibles reclamaciones por errores o negligencias en su actuación profesional.
  • Seguro de vehículos comerciales. Es un seguro de responsabilidad civil obligatorio tal y como se establece en el Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la circulación de vehículos a motor.
  • Seguro de responsabilidad civil general. Este no es un seguro obligatorio pero cubre un negocio (autónomo o empresa) de la responsabilidad civil por los daños que pueden ocasionar a terceros de los que resulten responsables, es decir, exista culpa o negligencia.
  • Seguro multirriesgo o seguro de comercio. Las empresas o negocios que desarrollan su actividad en un local en propiedad o que tienen stock o mobiliario que proteger, contratan un seguro multirriesgo o un seguro de comercio, aunque no es obligatorio.
  • Seguro de salud. Dada su menor cobertura por la seguridad social en caso de baja, muchas empresas y negocios contratan habitualmente un seguro médico privado para tener un acceso rápido a especialistas y reducir tiempos de espera en caso de hospitalización. No es obligatorio.

Puntos a tener en cuenta antes de comprar un seguro

Cuando esté finalizando tu plan de seguro, debes buscar el consejo de un profesional. Un agente de seguros podrá ayudarte a seleccionar las pólizas más adecuadas para tu negocio. El aporte de esta persona puede conducir a una reducción en los costos de tu seguro y, lo que es más importante, ayudar a determinar la cantidad correcta de seguro para satisfacer tus necesidades.

Como propietario de una empresa, es importante que juegues un papel activo en la selección de las políticas para tu empresa, así como en el seguimiento permanente de las políticas que tiene. Aquí hay varios puntos que pueden ayudarte en el proceso:

 

  • Considera comprar una póliza general. Esta póliza de seguro podría brindar cobertura adicional sobre cosas que no están específicamente cubiertas en las pólizas particulares, incluida la difamación. Una póliza general también puede proporcionar coberturas adicionales a una tarifa reducida.
  • No olvides el seguro contra desastres. También conocido como seguro contra catástrofes, esta cobertura te protege de “actos de la naturaleza”, como terremotos, inundaciones, huracanes, pandemias y desastres provocados por el hombre, como ataques terroristas. Las pólizas de seguro estándar a menudo excluyen estos riesgos. Si bien la probabilidad de que ocurran estos eventos es baja, este año 2020 nos ha enseñado que un desastre podría ocasionar pérdidas significativas o incluso acabar con tu negocio.
  • Seguro de errores y omisiones. Se trata esencialmente de un seguro de responsabilidad profesional que te protege de demandas basadas en negligencia o trabajo inadecuado. Cuando compres esta póliza, comprueba si cubre a todos tus empleados. Algunas aseguradoras no brindan cobertura para trabajadores temporales.
  • Protégete de los riesgos de seguridad cibernética. Esto te protege de los riesgos basados en Internet. Dependiendo de la póliza específica que compres, podrías obtener una cobertura que cubra una investigación sobre la infracción. El seguro cibernético también podría cubrir las pérdidas comerciales que surjan del robo de tus datos y los costos asociados con el daño a tu reputación.

¡Revisa tu seguro y su cobertura periódicamente!

El error más común que cometen muchos dueños de negocios, es renovar ciegamente sus pólizas de seguro sin tener en cuenta sus necesidades cambiantes.

Por ejemplo, debes mejorar la cobertura de una póliza que protege contra la pérdida de ingresos si el volumen de tu negocio ha aumentado. Cuando adquieres nuevos activos como vehículos o maquinaria, es posible que debas aumentar el monto de la cobertura.

Debes revisar periódicamente las necesidades de tu negocio, así como su cobertura actual, tal como lo harías cuando compras tu primera póliza. Mantener un ojo fresco en tu seguro te proporcionará la cobertura necesaria, pero también te ayudará a administrar el costo de tu seguro.

Finalmente, recuerda que los requisitos de seguro de cada empresa son diferentes. Es vital que dediques suficiente tiempo y energía a este tema y compres las pólizas que mejor te protejan de los riesgos que enfrenta tu empresa.

¿Buscas el seguro de responsabilidad civil. adecuado para tu negocio? Contacta con nuestros proveedores de seguros y protege tu negocio.