Grifos de acero inoxidable: sinónimo de higiene y durabilidad

La elección de grifos de acero inoxidable  para una casa es una tarea a la que se le debe dedicar tiempo, pero aún más si se trata de un negocio.  En algunos casos, la eleccion debe incluso seguir ciertas normativas, como es el caso de bares, restaurantes, catering, venta de comida para llevar o bien cualquier venta de productos frescos como carnicería o pescadería, así como en establecimientos  como consultas odontológicas donde la higiene es vital.

 

Normativas relativas a los grifos

En establecimientos relacionados con comida como restaurantes, bares, ventas de comida preparada, así como en venta de productos frescos que requieren cierta manipulación como pescaderías y carnicerías existen  normativas que obligan el uso de grifos de accionamiento no manual para las áreas de cocina y manipulación de alimentos, mientras que para otras zonas como los baños, los grifos pueden ser similares a los que usarías en una casa.
También hay otro tipos de negocios como consultas odontológicas, confección tatuajes, depilación láser, etc en los que la higiene es más que necesaria por lo que también este tipo de grifos es el indicado.

Cuando hablamos de grifos de accionamiento no manual nos referimos tanto a los que se abren y se cierran ya sea por medio de un pedal en el suelo, con una palanca a la altura de las rodillas, o bien más recientemente de forma automática cuando acercas la mano a la boca del grifo.

Estos grifos cuentan con la ventaja de prevenir la contaminación cruzada.  Con un  grifo de accionamiento manual,  si tocas una carne, pescado o cualquier otro producto que tenga algún tipo de bacteria, y luego tocas el grifo para lavarte las manos o lavar el producto, ya el grifo quedará contaminado, al volver a utilizarlo, estarás volviendo a contaminarte, pudiendo trasladar esa contaminación a otros productos.   Los grifos de accionamiento no manual previenen este tipo de contaminación al no entrarse en contacto con el grifo para ccionarlo.

En el caso de los grifos electrónicos, además no requerir tocar el grifo de acero inoxidable para hacer correr el agua, puedes poner un temporizador que corte el flujo de agua en cierto tiempo o simplemente al retirar las manos debajo del grifo.  Ahora bien, este tipo de grifos no son los más adecuados para llenar cacerolas o botellas con agua, así como para realizar otras labores en el fregadero.

 

Consejos para comprar grifos de acero inoxidable

  • No escatimes, un buen grifo cuesta dinero,  por lo que te recomendamos que busques proveedores de grifos de acero inoxidable que te garanticen calidad a un precio adecuado.
  • Analiza el tipo de labores que realizas antes de elegir grifos.  Revisa que zonas de tu negocio van a requerir grifos y luego elige con base en tus necesidades y no con base en el precio más bajo.
  • Por ejemplo, si tienes una ventana que no pueda abrirse si se instala un grifo de arco alto, entonces deberás buscar otra opción u otra ubicación.  Lo mismo sucede si sobre el fregadero tienes algún mueble cuyas puertas se vayan a obstruir si grifo-rodillase coloca un grifo alto.  Ahora bien, si acostumbras llenar ollas grandes con agua o incluso lavarlas directamente en el fregadero, necesitará un grifo de acero inoxidable de arco alto.
  • Si bien los grifos de acero inoxidable con rociador extensible se han popularizado mucho a nivel doméstico, a nivel industrial es más complicada su instalación porque requiere manipulación del rociador, lo cual podría causar contaminación cruzada.
  • Antes de elegir un grifo de acero inoxidable compruebe los agujeros que hay en el lavamanos, en el fregadero o donde sea que lo va a colocar.  En ocasiones, aunque puedas comprar el grifo más moderno y eficiente, este no puede instalarse en tu cocina sin hacer una gran obra que muchas veces no merece la pena.
  • También, si la instalación es muy vieja, podrías requerir un grifo con montaje en la pared, aunque cada vez son más frecuentes los grifos que se empotran en la cubierta.
  • Aunque el diseño de otros acabados, como es el de los grifos cromados, puede resultar más atractivo a la vista, la verdad es que no hay material que sea más resistente al uso y a los arañazos que los grifos de acero inoxidable.
  • Si buscas facilidad de instalación, los grifos de acero inoxidable que tienen una palanca que puede ser accionada con el codo o con el antebrazo son muy sencillos de instalar, pero si se trata de higiene, eficiencia y ahorro, los grifos de pedal son mucho más efectivos.
  • Los hay de un agua o de dos agua, dependiendo de si quieres o no tener agua caliente y agua fría, o solo agua fría.