Pizzas, pizzas y más pizzas



¿A quién no le gusta la pizza?  Es quizás uno de los productos que se consumen más tanto dentro como fuera de los hogares.  Las pizzas congeladas son un gran recurso para aumentar tu facturación.

Ventajas de las pizzas congeladas

Nadie duda que si tuviesen que elegir entre una pizza de masa recién hecha y una pizza congelada, la mayoría elegirían la fresca, pero esto tiene mucho que ver con la falta de conocimiento que nos hace pensar que una pizza congelada no tiene tan buen sabor.

Con respecto a esto, podemos estar realmente equivocados, si escoges un buen proveedor de pizzas congeladas, podrás garantiza homogeneidad y calidad, si no escatimas y compras un buen producto, lo que tus clientes recibirán es una buena pizza.

Uno de los mayores problemas en los locales de restauración para preparar pizzas frescas es que el proceso involucra mucha mano de obra en la preparación de la masa, preparación de la pizza además del proceso de horneado.  Si utilizamos pizza congelada nos ahorraremos estos dos primeros pasos, esto significa tiempo y dinero.

Si tienes una tienda de alimentación, las pizzas congeladas no deben faltar en tu oferta ya que es una de las comidas rápidas que muchas familias utilizan para preparar una cena rápida o para pasar un buen rato con los amigos.

De igual forma, si lo que tienes es un negocio tipo restaurante, tener pizzas congeladas te permite cubrir la demanda de pizza en cualquier momento sin tener que tener masa preparada y una serie de ingredientes necesarios para la preparación de la misma.  No solo te ahorrará tiempo, sino también te permitirá ofrecer un mejor servicio a tus clientes.  Incluso si no forma parte de tu carta de forma regular, te puede ayudar a complacer a una familia con niños que buscan una opción atractiva y deliciosa.

¿Cómo comprar pizza congelada?

La pizza congelada se puede comprar de diversas formas.   Se puede comprar solo la base de masa ya preparada, la base con tomate o la pizza ya completa con tomate, queso y otros ingredientes.

También se puede comprar pizza congelada  circular o rectangular en diferentes tamaños.  Las pizzas redondas pueden ofrecerse para una, dos o tres personas,  y las rectangulares se pueden ofrecer tanto para grupos de comensales más grandes o para venderla en porciones.

Si compras las pizzas congeladas ya completas, esto te facilitará el trabajo ya que solo tendrás que meter al horno durante unos minutos y servir.  Dependiendo del proveedor de pizzas congeladas que utilices la variedad puede ser mayor o menor pero las pizzas congeladas más usuales en el mercado son:

  • Pizza de jamón york y quesoPizzas congeladas de buen sabor
  • Pizza de atún y queso
  • Pizza de barbacoa
  • Pizza de Bacon
  • Pizza de Cuatro Quesos
  • Pizza de Jamón Serrano y Queso
  • Pizza Margarita

Si compras la base de pizza con tomate, entonces podrás ofrecer a tus clientes tus propias variaciones con el uso de ingredientes tanto congelados como frescos.

Si compras solo la base de pizza congelada puedes darle tu toque personal con una buena salsa de tomate y haciendo pizzas de todo tipo, incluso a gusto del cliente.

Sea cual sea el tipo de pizzas congeladas que utilices ya sea para venderlas a tus clientes en tu tienda  o bien para servirlas en tu bar o restaurante, lo importante es escoger un buen proveedor para garantizar que vas a ofrecer un producto de calidad.

También es importante seguir las indicaciones del fabricante en cuanto al tiempo y temperatura de horneado para que la pizza se sirva en la mejor condición posible.

Como podéis ver, la pizza congelada no solo nos puede sacar de un apuro sino que nos puede permitir atender mejor a nuestros clientes, con mayor rapidez y un producto de calidad.