Eligiendo un buen jamón ibérico loncheado



Aunque siempre se ha dicho que nada como el jamón ibérico recién cortado o sea directamente de la pata, la verdad es que el jamón ibérico loncheado tiene enormes ventajas. Conócelas y  aprende cómo saber si es de buena calidad.

Ventajas del jamón ibérico loncheado

Saber cortar jamón es un arte…arte que no todos tienen, esto significa que saber cortar bien una pata de jamón ibérico implica no solo tener un buen cuchillo sino también la técnica para conseguir que cada loncha sea  del tamaño y grosor adecuado para resaltar las cualidades del producto.

Es conveniente saber que una vez que empiezas el corte de una pata de jamón ibérico, hay un plazo máximo de consumo del mismo antes de que empiece a perder sus cualidades de sabor y textura.   Este plazo varía según la etapa del año en la que nos encontremos.  En invierno,  puede ser de unos 21 días, claro está que esto podría variar dependiendo de las condiciones de luz y temperatura de la habitación donde tenemos la pata así como del proceso de curación del jamón.  En verano, debido al calor, este plazo se reduce  a unos 15 días.  Pasado este tiempo, por muy bueno que sea el jamón, este podría secarse demasiado e incluso variar su sabor.

Además, es un asunto de utilidad de uso y de tiempo, y con esto se quiere decir que para preparar ciertos platos o un bocadillo También es posible encontrar jamón ibérico loncheado cortado a máquinaes mejor una loncha larga y de un grosor homogéneo, lo cual es difícil conseguir a cuchillo.

Si a esto sumamos el hecho de que utilizar jamón ibérico loncheado nos ahorra el trabajo de cortarlo y por tanto nos permite atender a nuestros clientes de una forma más expedita.

Por último, tenemos el hecho de que el  jamón ibérico loncheado es fácil de conservar, ni siquiera tienes que refrigerarlo, basta con que lo tengas en un sitio sin humedad, idealmente con una temperatura entre los 17 y 23 grados y sin luz directa que pueda afectar el sabor del producto.

¿Qué tipo de jamón ibérico ya loncheado podemos encontrar en el mercado?

Eso dependerá del proveedor de jamón ibérico loncheado que escojas.   La mayoría suelen ofrecer paquetes de 80/100/150 gramos, y de hecho en algunos sitios puedes comprar el jamón ibérico en pata y pedirlo que te corten en lonchas.

Es importante que sepas que se puede encontrar jamón ibérico loncheado cortado a cuchillo o cortado a máquina.   Existen diferencias entre el jamón cortado a cuchillo y el cortado a máquina.  En el caso de jamón ibérico loncheado a máquina,  las lonchas son más regulares, es más fácil de cortar por lo que también el precio es más económico al ser más rápido hacer el proceso.  Sin embargo, en el proceso de corte, los expertos indican que debido a la fricción que sufre la pieza contra la cuchilla de la máquina, puede haber alguna ligera variación en el sabor del jamón.

Por otro lado, el jamón ibérico loncheado cortado a cuchillo suele ser más irregular pero también más jugoso.

Aunque no es una norma general, el jamón ibérico de bellota suele ser cortado a cuchillo y el jamón ibérico de cebo de campo a máquina.

Esto muy probablemente se debe a que el jamón ibérico de bellota es más un producto delicatesen, más apto para consumo como aperitivo que para bocadillos u otras preparaciones que llevan jamón.

Comprobar la calidad

Se puede decir, que en términos generales, si la pata de jamón ibérico de la que proceden las lonchas es de calidad, también lo serán estas.  Se presenta al usuario en paquetes de diferente gramaje empacados al vacío para mejor conservación.  Revisa en dicho empaque la fecha de empacado y la procedencia del jamón, esto te dará una idea más clara de la calidad del mismo.

Si lo prefieres puedes buscar un proveedor al que compra la pieza entera y que ellos te lo hagan lonchas y te lo envasen según tus necesidades.