Cómo organizar una cata de cervezas



El mercado español cada vez tiene más adeptos a la buena cerveza, esto significa que se trata de clientes que no se conforman con tomar cualquier cerveza mientras esté fría, sino que les gusta conocer y degustar.  Organizar en tu negocio una cata de cervezas puede ser una excelente forma de atraer nuevos clientes.

¿Qué es una cata de cerveza?

Al igual que con otros productos como el vino, los quesos o el jamón serrano, es cada vez más común que los bares o empresas cerveceras organicen catas de cerveza.

Es más que una degustación, una cata de cerveza más allá de simplemente probar diferentes cervezas para saber cuál te gusta más,  busca un objetivo más profundo:  conseguir despertar la sensibilidad de los catadores para descubrir todos aquellos factores que hacen que una determinada cerveza se distinga sobre otras, como son su olor y color, y por supuesto su sabor.

Razones para organizar una cata de cerveza

Las razones pueden ser varias, entre ellas destacan:

  • Atraer a este segmento de clientela mediante la cata de cerveza.
  • Promover una determinada marca o tipo de cerveza, la cual puede ser incluso de fabricación propia
  • Utilizar la cata de cerveza como un evento social para promover que se acerquen grupos de amigos o incluso que se establezcan nuevas relaciones de amistad con una pasión en común:  la cerveza

¿Cómo organizar una cata de cerveza?

La cata de cerveza debe estar bien organizada, no se trata solo de servir diferentes cervezas para que los asistentes “prueben”.

Debe existir una selección previa de las cervezas que se van a degustar, de las cuales se debe tener toda la información posible, y por supuesto se deben conocer y respetar al 100% las sugerencias sobre la temperatura a la que deben servirse.   En este sentido, tus proveedores de cervezas te pueden ofrecer mucha ayuda.

Por supuesto, también debe haber una labor previa de promoción de la cata de cerveza.Diferentes variedades de cerveza para una cat  Si tienes una buena base de datos de clientes, puedes enviar una invitación por email, solicitando previa reserva de cupo, o bien promocionar la cata de cerveza en tus redes sociales.

Si no tienes una base de clientes a quienes dirigirte, puedes utilizar medios locales o distribuir volantes en sitios estratégicos invitando al evento.

Es importante que no se trate de un evento masivo, debe ser de acceso limitado, y si recibes muchas reservas, es mejor organizar una segunda cata. Esto porque es importante que la temperatura del local no sea excesiva, se sugiere entre 20 y 22ºC con una humedad aproximada al 60%.

Consejos generales para una cata de cerveza

  • Las cervezas a catar deben estar fuera del frigorífico al menos 10 minutos antes para que la bebida “haya respirado” y así se perciban mejor su aroma. La temperatura a la que una cerveza se sirve en una cata es un poco más alta de lo que se serviría normalmente,  varía según el tipo,  a saber:  Cervezas Tipo Pilsen: 3-4 ºC, Cervezas Tipo Lager: 5-6 º C, Cervezas Tipo Ale, estilos Abadía, Trapense o Bock: 7-8 ºC.
  • No se debe hacer una cata a la vez que se come para no alterar la percepción de olores y sabores. Así que lo ideal es que si vas a ofrecer comida lo hagas después de realizar la cata.
  • Si quien participa en la cata ha comido recientemente el sabor residual en boca de los alimentos consumidos puede alterar la percepción del olor y sabor de la cata de cerveza.
  • Se recomienda no catar más de 6 cervezas diferentes.  Siempre de la más clara a la más oscura.

En un próximo artículo hablaremos de cómo se realiza la cata de cerveza de una forma adecuada.  ¡Ahora brindemos con una buena cerveza!