¿Pensando en invertir en una franquicia? (II Parte)



Habiendo conocido qué es una franquicia y los diferentes tipos de franquicia, en esta ocasión ofreceremos más información importante si estás considerando invertir en una franquicia.

Pros de una franquicia

Una franquicia puede tener ventajas y desventajas tanto para el franquiciante como para el franquiciado.

Ventajas para el Franquiciante

  • Crear una franquicia para su empresa/producto permite una expansión más rápida tanto nacional como internacionalmente.
  • La marca puede conseguir un mayor alcance en el mercado.
  • La inversión, y por tanto el riesgo, es del franquiciante.
  • Se pueden obtener economías de escala, ya que el gasto en  insumos así como otros conceptos como publicidad, folletos, capacitación, etc., se pueden conseguir a mejor precio para todas las franquicias.

Ventajas para el Franquiciado

  • Usualmente cuando se adquiere una franquicia, es de un negocio que ya ha probado ser un concepto exitoso.  Esto reduce el riesgo en comparación con un emprendimiento por cuenta propia.
  • Recibes asesoría tanto antes de la apertura como posterior a la misma.  Esto es importante porque esta asesoría viene de gente que no solo conoce el negocio, sino también que están interesados en que tu negocio tenga éxito, porque eso también representará ganancias para ellos.
  • La publicidad, que en ocasiones, sería imposible de financiar, como comercio independiente, es compartida por todas las franquicias.
  • Las economías de escala mencionadas entre las ventajas para el franquiciante, también aplican al franquiciado.
  • Generalmente, la franquicia lleva asociada cierta exclusividad en el territorio.  Esto es, no habrán otras franquicias de esta misma empresa en la ciudad en que pongas tu negocio.

Contras de una franquicia

Desventajas para el franquiciante

  • Debe trabajarse muy bien el sistema de comunicación entre el franquiciante y lasFranquicia peluquería low cost otras franquicias.  Es indispensable que la información llegue oportuna y de forma clara para todos.
  • La relación franquiciante-franquiciado es compleja, ya que estos últimos no siguen las pautas indicadas o quieren “innovar” con ideas propias contrarias o alternativas a las decididas por la franquicia.
  • Se comparte el margen de ganancia con el franquiciado.
  • Las acciones de un franquiciante pueden terminar afectando la reputación de la marca.

Desventajas para el franquiciado

  • Se debe hacer un pago importante por concepto de canon de entrada y royalties.
  • No se tiene influencia en muchas de las decisiones importantes sobre la marca, la marca no es propia.
  • Pueden haber muchas circunstancias en las que no se esté de acuerdo con las directrices impuestos por la central de la franquicia.
  • Se comparte la ganancia con el franquiciante.
  • Si no eres conocedor del producto o servicio, el franquiciante puede ser un gran apoyo para no entrar a ciegas en el negocio.
  • El éxito/fracaso de la franquicia a nivel global puede afectarte tanto positiva como negativamente a tu franquicia
  • Las obligaciones que como franquiciado tienes, puede ser una carga muy importante para el negocio si el crecimiento de tu franquicia no es el esperado inicialmente.

Obligaciones como franquiciado

En un contrato de franquicia, tanto el franquiciado como el franquiciante tienen obligaciones.  Si decides optar por adquirir una franquicia toma en cuenta que algunas de tus obligaciones serán:

  • Disponer de un local con los requerimientos indicados en el contrato de franquicia.
  • Disponer de solvencia económica para enfrentar los pagos que con causados por la adquisición de la franquicia.
  • Respetar las indicaciones del franquiciante o franquiciador incluyendo la política comercial dictada.
  • Hacer el pago de las cantidades por los diferentes conceptos.

Lo más importante es entender que si haces una inversión inicial en un canon de entrada para una franquicia, y luego no puedes cumplir con el pago de porcentajes, canon de publicidad, etc., es muy probable que pierdas toda la inversión que has hecho hasta el momento en que te sea retirada esa concesión.

Abrir un negocio siempre implicará un riesgo, pero cuando adquieres una franquicia, no solo recibes una gran cantidad de beneficios como un producto o servicio ya bien definido, campañas de publicidad, una marca más o menos reconocida, un know-how del negocio.  También adquieres una serie de obligaciones que podrían dificultar los primeros años, y la recuperación de esa inversión podría ser más lenta.

Otros aspectos a considerar

  • Analiza los posibles negocios en los que te gustaría incursionar
  • Revisa las diferentes franquicias en dicho campo empresarial
  • Debe leerse muy bien todas las cláusulas del contrato.
  • Evalúa de que forma tus cualidades personales y aptitudes profesionales encojan con el negocio en el que estás a punto de invertir.
  • Realiza un estudio financiero de la franquicia, evaluando diversos escenarios para tener bastante claro que podrás afrontar los pagos.  Evalúa, si te es posible, los pros y contras de una franquicia versus los pros y contras de emprender un negocio de forma independiente.
  • Escoge y estudia el mercado en el que quieres abrir tu franquicia.
  • Intenta obtener información de otros franquiciados.
  • Contrata un asesor en franquicias para la evaluación del negocio así como para poder negociar las mejores condiciones para tu contrato.