¿Qué se evalúa en una cata de café?



Así como hablamos de catas de vino o de quesos, también se puede realizar una cata o ceremonia de degustación de café.

Variedades de café

Para algunas personas el tomar un café u otro es indiferente, pero otros tienen muy claro cuáles son las características del café que prefieren pero pocos conocen los diferentes tipos o variedades de café existentes en el mercado.

Se produce café en una gran cantidad de países, pero podríamos clasificar todo el café producido mundialmente en cuatro tipos de café:

  • Café Arábica o Arábigo
  • Café Robusta
  • Café Libérica
  • Café Excelsa

Sin embargo, las dos variedades más conocidas son la arábica y la robusta.  La variedad de café arábica abarca cerca del 80% de la producción mundial.   Originario del sur de Etiopía se caracteriza por tener una baja concentración de cafeína  (1-1,5%) por lo que elaborar café con este tipo de granos consigue una bebida de sabor suave y según describen los expertos con reminiscencias a aromas silvestres o de frutos secos.

Además, es importante destacar que dentro de esta variedad de arábiga existen multitud de subtipos de café, cada uno de ellos con diferentes  características organolépticas.

La segunda variedad más importante es la Robusta, este café en grano tiene una concentración de cafeína entre el 2 y 3%. El café preparado con Robusta es más fuerte, más amargo, y menos aromático.

De aquí que es fácil encontrar  100% arábiga mientras que el café Robusta suele utilizarse más bien en mezclas.

¿En qué consiste esta cata o ceremonia de degustación de café?

Partiendo de lo anterior podríamos decir que el café arábica es considerado un café gourmet mientras que en Robusta no.   Si preguntasen a Diferentes mezclas diferente resultado cafédiferentes personas cómo es un buen café muy probablemente las respuestas serían muy variadas, principalmente porque los gustos personales juegan un papel importante.

El ofrecer un buen café puede conseguir diferenciar tu cafetería o bar de otros similares, porque cada vez hay más personas que están dispuestos a pagar más por un café que cumpla con las características de sabor, aroma y color que considera las óptimas

Una cata te puede permitir ya sea comparar diferentes marcas de café o bien puedes tomar una marca y realizar la cata para descubrir todas esas características que lo hacen ser único.

Dentro de estas características podemos evaluar en una cata están:

Aroma: Una de las primeras características a las que todo el mundo se refiere cuando habla de un café es su aroma.  Dependiendo de la variedad que se esté catando y de la elaboración del café, este aroma puede ser más o menos intenso, puede tener notas dulces, florales, a frutos secos o incluso un poco ácido, sin embargo nunca consideramos un buen café a uno cuyo aroma rememore el olor de un químico, de caucho, de piel, entre otros sabores no bien aceptados.

Cuerpo: Este es el atributo con el que evaluamos la densidad del café ideal en cuanto a su cremosidad.

Sabor: Dependiendo de la mezcla utilizada para elaborar el café el sabor conseguido puede ir desde un sabor dulce hasta uno ácido.  Dentro del mundo de los expertos catadores de café existen una serie de términos como acidez brillante, acidez suave, acidez balanceante asi como de dulzura de tipo floral, frutal,  achocolatado o incluso dulzura almendrada.

Retrogusto:  Otro de los factores a evaluar en una ceremonia de degustación de café es la percepción que nos queda en boca después de tragado el café.  Algunos cafés dan un retrogusto muy intenso y prolongado mientras que otros son más sutiles o de corta persistencia en boca.

Color:   El color de los granos de café depende no solo de la variedad sino también del grado de tueste. De igual forma el color el café final depende de esto y de la elaboración.

Para concluir, el gusto personal al final determina lo que para cada quien es un buen café pero partir de comprar café en grano o molido de buena calidad y elaborarlo de la forma precisa en una buena máquina es la clave para conseguirlo.