Aspectos importantes sobre la adquisición de alimentos importados



Desde siempre, España como cualquier otro país importa alimentos de diferentes partes del mundo.  Con la incorporación a la Comunidad Económica Europea y el endurecimiento de las normas relativas a los productos alimenticios importados es importante conocer aspectos a considerar si compras este tipo de productos para tu negocio.

El boom de los productos importados

Aunque en España se producen muchos de los alimentos que se consumen, también importamos muchos de otros países.  En cierto tipo de productos alimenticios esto se ha acentuado por las siguientes razones:

  • Población migrante de otros países que gustan consumir productos típicos de su zona
  • Globalización:  cada vez es más común que la gente esté abierta a probar nuevos alimentos y sabores de otros sitios incluso muy distantes de su ubicación geográfica
  • Popularización de la cocina como una afición: también se ha incrementado mucho el número de personas a las que les gusta experimentar con la cocina internacional.
  • Mayor número de restaurantes y bares especializados en comidas de otros lugares que requieren de este tipo de alimentos para la preparación de sus platos.
  • Popularización de las tiendas delicatessen: muchos de  los productos que se ofrecen en estas tiendas de productos gourmet son importados

¿Qué tipo de alimentos se importan?

La variedad es muy amplia desde condimentos, alimentos enlatados,  cereales y por supuesto productos frescos que son quizás los que presentan más restricciones a la hora de ser importados y por tanto como comprador también debes prestar atención a ciertas normas requeridas.

Por supuesto, la importación de alimentos de zonas de donde haya mucha inmigración es bastante alta. Destacan los productos latinoamericanos, los orientales y los marroquíes.

Aspectos a considerar

  • Dentro de la Comunidad Europea, los alimentos fabricados en los países miembros tienen libre tránsito pero esto solo ha sido posible gracias a una regulación bastante estricta en cuanto a sanidad.  Por tanto, los alimentos a importar hacia España desde la Comunidad deben seguir normativas propias no solo del país sino también de la Comunidad Económica Europea.
  • Los productos cárnicos y sus derivados, los peces y crustáceos vivos así como los huevos y productos cárnicos deben pasar controles veterinarios y sanitarios.
  • Las etiquetas deben estar en español o contener una etiqueta con la traducción, esto es importantísimo no solo para saber lo que estamos consumiendo sino también para detectar posibles alérgenos.
  • Verifica bien la fecha de caducidad o consumo preferente. Esto es importante no solo para garantizarLas algas son muy bien aceptadas por sus beneficios en el organismo que el producto tenga aún el sabor o color adecuado, más bien para prevenir enfermedades.  Una intoxicación por productos en mal estado o por no indicar alérgenos, puede acabar con la reputación que tanto te ha costado conseguir.
  • Si vas a utilizar un producto por primera vez, experiméntalo antes de utilizarlo en un plato en la carta o en un menú.  Si bien, en general, cada vez hay más clientes potenciales dispuestos a probar nuevos sabores, no se debe llevar muy allá la experimentación.
  • Si vas a utilizar en un plato a incluir en la carta, asegúrate que existe un proveedor que te pueda facilitar de forma  consistente ese producto.  Por ejemplo, si vas a ofrecer una ensalada con unas algas determinadas, ¿estás seguro que las vas a poder conseguir fácilmente y sin pagar una fortuna?
  • Analiza bien los costes de estos productos importados.  Hay productos más exóticos que en determinados momentos se vuelven muy populares y tienen un público que si está dispuesto a pagar un sobreprecio.
  • En el caso de los productos congelados, es difícil comprobar que no se ha roto la cadena de frío en ningún momento. Por eso es importante comprar de un buen proveedor.
  • En lo referente a productos frescos,  no pagues precios excesivos por carne o mariscos que no estés seguro que puedas colocar en tu negocio.

La cocina hoy en día nos ofrece una gran gama de posibilidades, cada vez es más sencillo tener acceso a productos alimenticios de cualquier rincón del mundo, y pueden ser una opción muy rica para darle un carácter especial a tu negocio.