Aspectos saludables de la cerveza sin alcohol



Diversos estudios señalan que el consumo moderado de la cerveza sin alcohol podría tener efectos positivos en la salud de quienes la disfrutan.

Tipos de cerveza

La cerveza se puede clasificar de diferentes formas, en este caso nos referimos a su clasificación según su contenido alcohólico, especificamente queremos recalcar la diferencia de porcentaje alcohólico que tiene una cerveza sin alcohol en comparación con una normal.

Si bien existen cervezas con graduación alcohólica superior al 5%,  la gran mayoría de cervezas normales están entre el  4,5 y el 5%, luego es posible encontrar en el mercado otras  con contenido reducido de alcohol ente 2% y 4%, y por último tenemos las que conocemos como cervezas sin alcohol.

Además de la clara diferencia en el contenido alcohólico, las cervezas sin alcohol tienen mucho menos calorías que una cerveza normal, a pesar de que algunas de ellas tienen un contenido más alto de azúcares.  Por eso es importante que si para alguno de tus clientes este último dato es relevante, lo verifiques entre las diferentes marcas de cerveza sin alcohol disponibles.

Otro aspecto importante es no confundirse con las cervezas light, que no necesariamente son cervezas sin alcohol, estas suelen tener menos calorías y un contenido alcohólico de entre 2% y 3%.

Consideramos cervezas sin alcohol aquellas cuyo contenido alcohólico varía entre el 0,6% y el 0,9%.  Se le da la categoría de cervezas  0% si el contenido alcohólico es menor al 0,1%  (las marcas más conocidas se ubican entre 0.01% y 0.07%).   Como podemos ver hasta las 0% tienen algo de alcohol, esto es debido al proceso de fermentación que requiere la preparación de esta maravillosa bebida.

Las cervezas sin alcohol y los deportes

Seguro que muchos de tus clientes son grupos de personas que después de hacer deporte van a tomarse una cervecita.  La cerveza tiene carbohidratos, sodio y aporta líquidos, lo que es muy positivo para la recuperación después del ejercicio físico.  Sin embargo, la cerveza con contenido normal de alcohol también tiene un efecto diurético que no es lo mejor después de una actividad en la que has sudado, por eso todo sugiere que la mejor opción para rehidratarse después de hacer ejercicio es tomar una cerveza que tenga menos de un 2% de alcohol.

La cerveza sin alcohol y la lactancia

El alcohol y la lactancia no van de la mano. La cantidad de alcohol en el torrente sanguíneo es equivalente a la cantiLas cervezas sin alcohol y los deportesdad en la leche materna. Además, después de beber alcohol, la lactancia puede verse inhibida por una menor producción de leche y una disminución del reflejo de eyección de la leche causado por una menor producción de la hormona oxitocina.  Si se está amamantando, es importante tomar en cuenta  que se necesitan al menos dos horas para eliminar 10 g de alcohol.

Por otro lado, la cerveza sin alcohol puede estimular la secreción de prolactina, una hormona que mejora la producción de leche materna. Aunque no se sabe bien porque sucede esto, todo parece indicar que puede deberse  a compuestos específicos derivados de la cebada. Sin embargo, se necesita más investigación para determinar los efectos exactos que el consumo de cerveza sin alcohol puede tener en el la salud de ambos, madre e hijo.

Cerveza sin alcohol y su efecto en la ansiedad y el sueño

El lúpulo se utiliza por su sabor y su capacidad conservante para preparar cerveza tanto alcohólica como no alcohólica. En el cuerpo humano, los componentes del lúpulo parecen tener algún efecto sedante y, por lo tanto, pueden incluso influir positivamente en la calidad del sueño y en el control de la ansiedad.

Si bien se han hecho estudios al respecto, aún se requieren más investigación para determinar si es realmente el efecto es determinante.

Como puedes ver, ya puedes recomendar cervezas sin alcohol a tus clientes con razones para esgrimir, todo esto sin olvidar que el consumo responsable es la primera opción.