Lo que no debe faltar en un TPV para un bar o restaurante



En la industria podemos encontrar cientos de modelos diferentes de terminales de punto de venta, mejor conocidas como TPV. No todas ofrecen las mismas funcionalidades y cuando hablamos de elegir un TPV para un bar o restaurante estas son algunas de las características que no deben faltar.

Características ideales en un TPV para hostelería

Si estás buscando un nuevo TPV para tu bar o restaurante estos son algunas de los elementos que debería tener, claro está que también tus opciones se verán limitadas por el presupuesto que tengas para el terminal de punto de venta.

1) Capacidad de Personalización

Debe ser un sistema donde puedas añadir o modificar platos y bebidas de una forma personalizada.  Por ejemplo, si alguien le pide un coctel que usualmente se prepara con ron, pero el cliente lo quiere con vodka, su sistema de punto de venta debe ser capaz de permitirle esa opción de una forma sencilla y rápida.

2) Separar cuentas

¿Cuántas veces recibes un grupo grande y te piden “repartir” la cuenta?  Muchos bares se niegan a hacer esto porque les representa una complicación, pero con un buen TPV no debería serlo y es una forma de complacer  tus clientes.

Otra situación muy normal es la de clientes que han estado en la barra mientras esperaban a alguien más o a que se desocupara alguna mesa y mientras tanto ha tomado alguna bebida u aperitivo.  Tu sistema TPV debe ser capaz de trasladar esa cuenta a la mesa donde ese cliente se siente a comer o cenar posteriormente.

3) Facilidad para la Gestión de un Menú de Especiales del día o Happy Hour.

Un sistema de TPV debe ser lo suficientemente sencillo de manejar para poder gestionar los cambios diarios de menú del día, promociones especiales como el Happy Hour, 2×1, Combos, etc.

Hoy en día, gran cantidad de estos servicios están conectados incluso a la nube, pudiéndose acceder incluso de forma remota, este te permite una fácil gestión de tus inventarios incluso sin estar directamente en el TPV.

4) Informes Detallados de Ventas

Sin duda, el que tiene la información tiene el poder.   Un buen sistema de Punto de Venta  debe ser capaz de general informes sobre:

  • Ventas por día
  • Ventas por producto
  • Ventas por camarero/bartender

Además, algunos sistemas TPV incorporan un módulo CRM que te permite guardar información sobre tus clientes para poder determinar quiénes son los mejores clientes y por supuesto para establecer una relación a largo plazo con ese cliente.  Poder enviarle promociones, invitarle a eventos, e incluso alto sencillo como obsequiarle una copa el día de su cumpleaños pueden hacer la diferencia entre un cliente para toda la vida y un cliente de una sola vez.

5) Compatible con Dispositivos Móviles.

En lugar de tener que ir y volver del TPV a la mesa, lo ideal es que el camarero tome directamente la orden en una tablet en la misma mesa, lo que DISPOSITIVOS MOVILES TPVincluso puede favorecer el “up-selling” y “cross-selling”, además de mejorar el servicio.

6) Diferentes niveles de acceso

Un buen TPV deberia permitirte poder crear usuarios con diferentes niveles de permisos de acceso, por ejemplo, algunos pueden ingresar pedido pero no procesar pagos, o bien pueden hacer estas dos tareas pero no pueden modificar las ofertas.

7) Gestión de la caja

En un bar se mueve mucho dinero en efectivo y lamentablemente son muchas las veces en las que se producen robos por parte del mismo personal.  Por eso es importante que el TPV ofrezca mecanismos de control de caja.

8) Inventario de licores y productos alimenticios

Otra de las grandes fugas del dinero en un negocio de hostelería son los inventarios de alimentos y licores.

En cuanto a los licores, si bien suelen tener un buen margen de ganancia, también es donde se da más desperdicio y robo.  Por eso es importante poder controlar este inventario correlacionado con las ventas.

Además de poder controlar el consumo y desperdicio también es importante el control de inventario para hacer los pedidos en el momento evitando quedarnos sin inventario o tener más de lo necesario.