Cepillos, Cepillitos y Grandes Cepillos



Aunque parezca muy sencillo comprar cepillos de limpieza, es importante tomar en cuenta varios factores a la hora de elegir el más adecuado para cada tarea.  Algunos de estos factores son la forma, el peso, el tamaño y las cerdas o púas del cepillo.

Tipos de cepillos

Se podrían hacer diversas clasificaciones de cepillos pero quizás los tipos más comunes de cepillos son:Vista previa

Cepillos de púas de jabalí: aptos para limpiar superficies que estén bastante sucias y sobre todo que no sean delicadas.

Cepillos con cerdas/púas de poliéster:  Estos tienen tan ventaja que son resistentes por lo duran mucho.  Los hay disponibles con punta abierta y punta cerrada.  Son menos agresivos que los de púas de jabalí.

En general, los cepillos de limpieza son utilizados cuando se requiere limpiar más profundamente, o sea cuando no es suficiente limpiar con una esponja o paño así también como para alcanzar sitios difíciles. Lo importante es que elijas un cepillo que no vaya a dañar la superficie pero que realmente cumpla con su labor.

Cepillos Pequeños de Limpieza

Aunque hoy en día existen una gran variedad de dispositivos eléctricos o a batería que permiten limpiar diferentes tipos de superficies como vaporetas, aspiradores y máquinas limpia-cristales, nadie duda que los cepillos pequeños hacen una gran labor en la limpieza.

Estos cepillos pequeños son ideales para limpiar esquinas o zonas de difícil acceso así como  para limpiar grifos u otras zonas como los mandos de la encimera o del horno.

Los hay específicos para juntas o con cerdas metálicas para limpieza de cocinas de gas y quemadores así como otros cepillos como las típicas escobillas para limpiar el váter.

Cepillos para suelos

Consulta con tu proveedor de artículos para limpieza los diferentes tipos de cepillos que tiene para el suelo.  Algunos son con cerdas más duras que otros, unos vienen con mango telescópico para usar en altuas, otros puedes usarse como escobas mientras que otros se usan a través de una pequeña asa o mango.

De hecho, hay cepillos específicos para diferentes tipos de suelos y para diferentes grados de suciedad.  Muchos de los cepillos de limpieza industriales tienen cerdas mixtas para ser más eficientes en su función.

Cepillos para desempolvar

No siempre la suciedad está en el suelo, muchas veces está en otras superficies como una encimera, un escritorio o un ventanal.  Para este menester, nuestra recomendación son cepillos de cerdas suaves.

También hay cepillos especiales para limpiar los ventiladores de techo así como para limpiar telarañas o polvo en las partes altas de una pared..

Factores a considerar al elegir los cepillos

Peso del cepillo:

Al elegir el cepillo debemos tener presente si quien lo va a utilizar va a estar trabajando mucho tiempo cada vez.  Si se va a utilizar un buen rato, lo Este cepillo es ideal para limpiar juntasmejor es buscar un cepillo ligero, porque de no hacerlo así, la persona va a tener que hacer mucho esfuerzo físico pudiendo incluso generarse problemas como tendinitis.

Tamaño del cepillo:

Los cepillos para uso normal suelen medir entre 20 y 30 centímetros pero también hay cepillos de 40 y hasta 60 centímetros aptos para superficies más amplias.  Además si se requiere alcanzar con el cepillo superficies en la altura, se requerirá un mango telescopico.

Cerdas del cepillo

Una vez más, deberás escoger los cepillos pensando en el uso que se le va a dar.  Si se van a utilizar para limpiar (cuando no hay mucha suciedad) y/o en superficies delicadas,  lo aconsejable es que utilices un cepillo de cerdas suaves para no dañar la superficie.

Si ves que con un cepillo de cerdas suaves no vas a lograr vencer la suciedad entonces deberás buscar cepillos con cerdas más duras. Ten cuidado con esto porque podrías dañar superficies delicadas.  Existen cepillos con púas de jabalí que son muy efectivos para cuando la suciedad se resiste y las superficies son resistentes.

Forma del cepillo

La forma más usual en cuanto a cepillo es la rectangular, pero si estás utilizando el cepillo en superficies más amplias o bien en ventanales puede que utilizar un cepillo curvo sea lo más adecuado para acceder a las zonas más difíciles.