¿Por qué utilizar consumibles de limpieza?



Algunas personas consideran que es un desperdicio de dinero el utilizar materiales consumibles de limpieza, pero la verdad es que son una necesidad, e incluso una obligación legal en algunos sectores como el sanitario y el alimenticio.

¿Qué son consumibles de limpieza?

Como su nombre indica son materiales de limpieza que se consumen al usarlos.

Dentro de este grupo destacan los productos de limpieza desechables como toallas de papel, papel higiénico, guantes, papel seca-manos, celulosa industrial para limpiezas más intensas como las de un taller mecánico o una fábrica.  También podríamos incluir otros como gel lavamanos o ambientadores así como bolsas de basura.

Razones para usar consumibles de limpieza

Sin duda, la primera de las razones es el cumplimiento de la  legislación, en España es prohibido tener toallas en baños de uso público, esto principalmente por razones higiénicas.  Si alguien utiliza una toalla sin haberse lavado bien las manos la dejaría llena de bacterias y suciedad, lo cual haría que otra persona que si se haya lavado las manos bien, al secárselas con la toalla se volvería a “ensuciar”, por esta razón ya hace muchos años se exige el uso de toallas individuales.   Todo esto se plasma en el Real Decreto 486/1997.

Adicionalmente, las diferentes comunidades autónomas tienen normativas específicas para su zona geográfica e incluso para industrias específicas como la hospitalaria, alimenticia, peluquerías, piscinas, servicios funerarios, etc.

La segunda razón, y muy probablemente, la que dio origen a la legislación es el factor higiene.   El obligar a las empresas a poner papel seca manos en lugar de toallas, tiene una razón clara de higiene, y lo mismo sucede con otros productos como los guantes desechables o las gamuzas atrapa-polvo para mopas de un solo uso.

Por ejemplo, se ha comprobado que es más higiénico utilizar toallas de papel para secarse las manos que utilizar un secador de manos eléctrico porque estos últimos debido al flujo de aire transportan las bacterias que tanto queremos evitar.

La tercera razón obviamente es la comodidad de uso,  por ejemplo, si utilizas unos guantes desechables, al terminar de Rollos de papel limpiezautilizar los tiras, te evitarás tener que limpiarlos, secarlos y guardarlos.  Esto también funciona con otros productos como las bayetas que se han sustituido en una gran proporción por papel de celulosa apto para limpiar cristales, superficies, etc.

¿Es un desperdicio de dinero o un ahorro?  Adquirir consumibles de limpieza tiene un costo pero son necesarios y seguro que a la larga tus clientes y empleados lo agradecerán.

Ahora bien, en la contraparte tenemos el aspecto ecológico, claro que utilizar productos desechables no es muy amigable con el medio ambiente   pero cuando la necesidad lo impone y hay que utilizarlos, lo importante es hacerlo con conciencia, es decir sin desperdiciar, en lugar de coger 3 toallas para secarse la mano, utilizar solo 1, y en este sentido puedes poner algún letrero o frase que recuerde a los usuarios que debemos ser responsables con el uso de estos productos.

Otro aspecto importante es que compres consumibles de limpieza de calidad, porque a veces por ahorrarnos unos cuantos euros compramos productos que terminan resultando más caros ya que son de menos calidad y menos eficaces para su uso por lo que se terminan gastando más.  (un ejemplo muy claro de esto son las servilletas de papel en los bares y restaurantes donde los clientes deben coger varias servilletas para limpiarse las manos porque con una no lo consiguen)

Nuestro consejo es que contactes con tu proveedor de productos de limpieza o de consumibles de limpieza  cuáles son los mejores productos para tu empresa.