Negocio de futuro, antojo de helados artesanales

Cuando piensas en un helado, es justo darle crédito a los artesanales. Un helado artesanal es la mejor experiencia de sabor si te gustan más los sabores puros y de calidad.

Afortunadamente, en España tenemos diversos proveedores de helados artesanales que se adaptan a todos los gustos y estilos para aplacar cualquier antojo.

Disfrutando de un buen helado artesanal

Estás paseando tranquilamente por la calle principal de tu ciudad y el sol calienta y allí la ves. ¡Una heladería artesanal, el regalo perfecto cuando las temperaturas suben!

Puedes elegir un sabor tradicional como fresa, chocolate o vainilla. Pero si alguna vez te has parado ante una amplia selección de tarrinas en una heladería artesanal, seguramente te habrán tentado algunos sabores más exóticos como el caramelo salado o melón con menta, el mantecado dorado o la crema de nueces o un helado de turrón típicamente español.

En una heladería artesanal realmente puedes tener muchas opciones, pero la variedad y la calidad que se ofrecen no han ocurrido por casualidad.

El crecimiento del sector

La industria del helado ha crecido en España, no solo como una excelente manera de refrescarse para quienes viven aquí, sino también para los muchos turistas que suelen visitarnos de manera concurrente y disfrutan llevándose recuerdos muy dulces.

Para igualar el crecimiento, se han seguido realizando nuevos desarrollos de helados artesanos para garantizar que la industria tenga una base saludable y dinámica.

Por ejemplo, en 1980 se constituyó la Asociación Nacional de Heladeros (Anhcea) con sede en Jijona. Esta asociación es la encargada de organizar eventos, publicitarlos y ayudar a desarrollar el producto.

La Asociación Nacional de Heladeros de España es el principal órgano de representación del colectivo. Entre otras muchas actividades y facetas asociativas, Anhcea se preocupa por ofrecer un programa de formación dirigido al reciclaje de sus asociados e impulsa eventos tan importantes como el Campeonato de España de Heladería y hasta hace unos años la feria de heladería artesana, Intergelat.

Por su parte los datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) confirman una tendencia de crecimiento del sector en los últimos años. “La facturación del sector creció ligeramente por encima del volumen consumido, un 4,8 %, para un global de 554,6 millones de euros. El precio medio del litro de helado, 3,72 euros, experimentó un incremento del 0,8 %”.

Esto indica que cada español consumió una media de 3,23 litros de helado, en los que gastó 12 euros, un 4,9% más que el año anterior. “El consumo de helados se caracteriza por una fuerte estacionalización, de forma que más de la mitad de las compras (53,7 %) se concentra en los meses de junio (15,4 %), julio (20,1 %) y agosto (18,2 %)”.

En lo que se refiere al impacto de la pandemia en las ventas de helados, en los meses en los que hubo medidas de confinamiento se registraron unos fuertes incrementos de la demanda, del 25,3 % en abril, y del 33 % en mayo, aunque el mayor crecimiento se produjo en noviembre con un 36,3 %, cuando se decretaron nuevas restricciones a los movimientos por la segunda ola del virus.

Desde hace décadas la industria heladera ha ido incorporando mejoras, adaptándose a las circunstancias e introduciendo nuevas tecnologías en su proceso productivo. En la actualidad puede haber más mecanización, pero se ha hecho todo lo posible por mantener el espíritu artesanal y respetar a quienes primero hicieron helados con la ayuda de maquinaria básica y su propio sudor y técnicas.

Elige tu heladería preferida

Proveedores de helados artesanalesPara obtener exactamente lo que deseas, es bueno saber por dónde empiezas cuando te enfrentas a todos esos sabores y diferentes métodos para servirlos.

Los fabricantes artesanales están tomando nota ofreciendo variantes de helados que incluyen opciones bajas en grasas y azúcares, o productos sin lactosa y sin gluten, así como ingredientes orgánicos.

Puedes comenzar con un cono simple o “cucurucho” para llevar. En este puedes pedir una o dos bolas o bolas del mismo o diferente sabor. Si deseas una tarrina pequeña para llevar, puedes pedirla con una, dos o incluso tres bolas para saciar tu antojo de helado.

Si estás comiendo en la heladería en lugar de un pedido para llevar, puedes disfrutar de una copa y es probable que una heladería artesana tenga una selección propia de la que puedas elegir según tus gustos más exóticos.

Es evidente que la industria del helado artesano tiene muchas personas inteligentes y creativas que ya están redefiniendo las normas. Estos ejemplos de fabricantes y proveedores de helado artesanal con tecnologías innovadoras son la prueba de que la industria seguirá siendo moldeada por nuevas ideas.