¿Sabes cómo seleccionar productos de belleza?



Nadie duda que uno de los sectores comerciales que más ha crecido es el del cuidado personal, tanto hombres como mujeres emplean cada vez más productos de belleza para cuidar su rostro y en general su cuerpo.  A continuación, algunos datos interesantes para quienes comercian con este tipo de productos.

Tipos de productos de belleza

Nunca mejor dicho, existe todo un universo de productos de belleza.   Existen productos como los siguientes:

  • Productos para el cuidado del cabello
  • Productos para el cuidado de la piel
  • Productos para el cuidado de la cara
  • Productos para el cuidado de pies y manos
  • Productos para la celulitis
  • Productos para el cuidado de las uñas
  • Cosméticos/Maquillaje

Esta lista puede no ser exhaustiva, pero seguro que en cada una de estas clasificaciones  te vienen a la mente decenas de productos que pueden venderse.

¿Son los productos de belleza una oportunidad de negocio?

Claro que lo son, sin embargo, hay que tener precaución,  aunque haya un gran mercado, también es cierto que es un mercado con mucha competencia por lo que hay que tener muy claro si nos iniciamos en el sector varios aspectos:

  1. Tener claro que en nuestro negocio, una línea de productos de belleza puede tener salida.  Por ejemplo, si tienes un salón de belleza o una perfumería no hay duda productos de belleza maquillajeque tienes una clientela cautiva que pueda estar interesada en estos productos, sin embargo, si tienes una tienda de comestibles,  al empezar a vender productos de belleza debe analizarse qué tipo de artículos y en que rango de precios.
  2. Existen productos de belleza de muchas marcas y calidades, esto implica también una gran variedad de precios.  Analiza muy bien tu mercado meta, y enfócate a los productos de belleza que ese mercado busca.  Por ejemplo, si tienes una clientela de una condición socioeconómica elevada, probablemente busquen una gama alta en cuanto a los productos de belleza que consumen.  Si tu negocio es nuevo, puedes crear tu concepto de negocio y escoger tanto los productos como todo el marketing asociado a ese concepto.  Por ejemplo, abrir un negocio con productos de belleza low cost, naturales,  etc.
  3. Conoce bien los productos que ofreces.  No compres por comprar.  A los clientes les gusta que les asesores, les expliques las novedades que hay en el mercado respecto a los productos de belleza.  ¿Por qué una crema con ácido hialurónico es  mejor que otra que no lo contiene?  ¿Por qué una gama de productos de belleza natural será menos agresiva para tu piel?  En fin, piensa como informar a tus clientes sobre los beneficios de los productos que comercializas.
  4. Si no tienes mucho espacio, es mejor que te concentres en una o dos líneas de productos.  Por ejemplo, si tienes un salón de estética, claro que tu clientela podría estar interesado en todo tipo de productos pero es importante poder tener un surtido suficiente para satisfacer las necesidades pero sin abarrotar el local.  ¿Qué buscas champú?   ¿Quieres vender cremas para la cara?  Revisa lo que te ofrecen los diferentes proveedores de artículos de belleza antes de decidirte por una marca u otra.
  5. Negocia con tus proveedores las mejores condiciones que puedas en cuanto a la posibilidad de devolver el producto si no lo vendes, condiciones de pago, material promocional como muestras,  demostraciones, carteles, etc.
  6. Promueve activamente el producto, no se trata solamente de colocarlo donde los clientes lo vean, si puedes ofrecerles muestras hazlo e incluso alguna demostración del producto.  Muchos proveedores de productos de belleza ofrecen estos servicios como parte de la promoción de sus productos.  Una vez más es importante que conozcas el producto para poder comunicar a tus clientes sus posibles beneficios.

Como conclusión, no hay duda que los productos de belleza pueden ser una buena oportunidad de aumentar ingresos, es cuestión de escoger bien los productos y saber venderlos.

 

Guardar

Guardar

Guardar