Antes de abrir un bar…¡Lee esto!



Cuando aún no has incursionado en el sector de la hostelería, todo parece muy fácil.  La mayoría piensa que con tener un buen local y buena comida, ya tienen el éxito asegurado.  ¿Cómo abrir un bar y no fracasar en el intento?

¿Por qué quieres abrir un bar?

Una de las razones por la que muchos bares fracasan es porque son abiertos por personas que no tienen ninguna experiencia en hostelería y que simplemente deseaban abrir un negocio propio y pensaron que abrir un bar o cafetería sería lo más sencillo.   ¡Grave error!

Si no tienes experiencia lo más importante es documentarte y solicitar la ayuda de personas que conozcan bien el negocio, de esta forma te podrán asesorar sobre lo que no debe faltar en tu negocio.

Antes de iniciar esta aventura debes tener claro que es un negocio en el que se invierten muchas horas y que generalmente cuando los demás descansan, es cuando más trabajo tienes.  No todo el mundo está hecho para llevar un bar

Idea del negocio

Debes tener claro cómo es el bar que quieres abrir.  No intentes captar todos los mercados, esto es imposible.  No se sentirán a gusto un grupo de mujeres que buscan un sitio donde hablar en un bar hecho para disfrutar eventos deportivos donde el nivel de ruidos puede ser mucho mayor.   El negocio que elijas no solo afectará la decoración o los precios, incluso la localización puede variar mucho dependiendo de a quien quieres ofrecer tus servicios.

No pienses solo en el negocio que a ti te gustaría tener, es importante considerar si ese negocio que quieres abrir tiene un mercado.

Por ejemplo, si no te disgusta trabajar hasta tarde, abrir un pub puede ser la opción, a menos que vivas en un sitio donde el promedio de edad de los habitantes sea alto y no suela haber mucho ambiente después de las 10 de la noche.

¿Es un negocio rentable?

Es normal que durante los primeros meses un bar tenga pérdidas, incluso podríamos decir que el período de Un bar puede ser un negocio muy rentablerecuperación de la inversión promedio en un negocio de este tipo puede andar entre los 3 y 5 años.  Esto incluso haciendo las cosas muy bien, si un negocio, por muy buena idea que sea, no tiene suficiente capital para mantenerse mientras se afianza en el mercado, es muy difícil que sobreviva los dos primeros años.

Claro que un bar puede ser un negocio rentable, pero debemos ser honestos, a pesar de que España es un país donde socializar en los bares sigue siendo una tradición, algunos factores han afectado los ingresos de los bares en las últimas décadas, por ejemplo, la prohibición de fumar en los locales,  no poder conducir si has bebido bebidas alcohólicas e incluso los cambios hacia estilos de vida más saludables, no compatibles con comerte unas patatas a la brava y un bocadillo de chistorra.

Recuerda que no solo compites con otros bares que tengas cerca del tuyo, estás compitiendo con todo tipo de entretenimiento a la que tengan acceso tus clientes potenciales.  ¿Por qué ir a ver el partido a tu bar si ahora la mayoría tiene una televisión de gran formato?   ¡Por el ambiente!   ¿Por qué asistir a la cata de vinos que organizas todas las semanas!  ¡Porque además de aprender sobre vinos conoces otras personas que comparten esta pasión!

¿Cuánto dinero se necesita para abrir un bar?

Muy difícil de contestar esta pregunta de una forma general.  Algunos de los principales factores para abrir un nuevo bar son:

  • Tamaño del Bar: Obviamente a mayor tamaño tenga el bar, mayor será la inversión inicial en mobiliario para el local así como en iluminación, sonido y otro tipo de decoración. Además, el tamaño también incide en los costos de operación como la energía eléctrica.
  • Ubicación: Si no tienes un local propio debes buscar un buen local y negociar un buen contrato. Piensa que vas a invertir mucho dinero en decoración, luces, sonido y aunque tu intención sea que tu negocio sea todo  un éxito, el contrato de alquiler debe permitir salir del negocio si es necesario sin que por ello quedes endeudado de por vida.   Si el local es tuyo, al hacer tus cálculos debes considerar el costo de oportunidad, esto es, el dinero que estás dejando de ganar por usar el local en lugar de alquilarlo o venderlo.
  • Mercado Meta:  La elección del público al que quieras atender en tu negocio también afectará la inversión necesaria ya el equipo que requieres, el mobiliario, sonido, luces, todos son gastos asociados con ese concepto de negocio que tienes.

Puede que te veas tentado por optar por pagar el traspaso de un negocio ya establecido.  Hay que tener mucho cuidado con esto porque este negocio puede tener una clientela adquirida o no, una reputación buena o mala, y en general puede corresponderse o no con tu proyecto de bar.

Es muy importante que dediques tiempo para encontrar los mejores proveedores tanto para el equipamiento como para todos los alimentos y bebidas que requieras.

Sin embargo, alguno de los conceptos que no deben faltar en tu proyección financiera son:

  • Alquiler (incluyendo primer mes y depósito de seguridad)
  • Mejoras en propiedades arrendadas (calefacción/aire acondicionado, electricidad, plomería, pintura, carpintería, letreros, pisos, detectores de humo)
  • Equipamiento
  • Licencias y permisos
  • Inventario inicial (bebidas y comidas)
  • Teléfono/agua/gas (instalación y consumo primeros meses)
  • Salarios
  • Marketing de la inaguración
  • Asesoría legal
  • Asesoria contable
  • Seguros
  • Gastos misceláneos (aproximadamente 10% de todo lo anterior)

En un próximo artículo hablaremos sobre otros aspectos importantes relacionados con el marketing y administración de un bar.